Todo sobre el test de O’Sullivan

  • 26 de Junio del 2020
  • 3 min de lectura

Si estás embarazada, o crees que lo estarás pronto, te interesa saber qué es el test de O’Sullivan, más popular como “la prueba del azúcar”, así que sigue leyendo porque en este post te contamos todo sobre esta prueba tan importante durante el embarazo. 

¿Qué es?

Se trata de una prueba rutinaria que se realiza entre la semana 24 y 28 de gestación para medir los niveles de azúcar en sangre y descubrir si hay presencia de diabetes gestacional, una complicación del embarazo que afecta entorno al 10 % de las mujeres. Es una prueba muy importante que deben realizar todas las embarazadas, de hecho, hay comunidades en las que se realiza también en el primer trimestre. 

Mujer embarazada haciéndose el Test de O’Sullivan

¿En qué consiste?

El test consiste en realizar una extracción de sangre en ayunas para ver el nivel de glucosa en sangre, a continuación, tomar 50 gr de azúcar con agua, y extraer de nuevo una muestra de sangre una hora después de la ingesta para medir la glucosa otra vez.
Si la concentración de glucosa en ambas muestras de sangre es <140 mg/dl, está dentro del rango de normalidad y no hay diabetes gestacional. 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

En caso de ser más elevados, se debe realizar una segunda prueba llamada curva de glucemia, y que se conoce popularmente como “curva larga”, en la que se administrarán 100 g de glucosa y se realizan diversas extracciones durante 3 horas para ver cómo maneja el organismo la carga extra de glucosa.

Los valores para cada intervalo no deben superar estos: 

  • En ayunas: 105 mg/dl.
  • 1 hora: 190 mg/dl.
  • 2 horas: mayor a 165 mg/dl.
  • 3 horas: mayor a 145 mg/dl.

Si a través de esta segunda prueba se confirma que hay diabetes gestacional, esta se tiene que tratar cuanto antes a través de una dieta específica para controlar los niveles de azúcar en sangre y así evitar posibles complicaciones mayores, como macrosomía, es decir, que el bebé crezca demasiado, aumento del líquido amniótico, problemas para metabolizar el azúcar en el recién nacido, complicaciones en el momento del parto, más probabilidades de necesitar una cesárea y de padecer diabetes al terminar el embarazo, tanto la madre como el bebé. 

Publicidad Pediatopic Pediatopic

El test de O’Sullivan no implica ningún tipo de riesgo, ni para la madre ni para el niño, pero a muchas mujeres les resulta algo incómodo tomar esa cantidad de glucosa diluida en agua y sienten náuseas, mareos, malestar general, y en algunos casos, pueden llegar a vomitar.

Mujer embarazada preparando un desayuno saludable

Si todavía no te has hecho el test de O’Sullivan, no tengas miedo, y tampoco te dejes llevar por lo que otras madres te cuentan sobre su experiencia, pues cada mujer es un mundo y puede que para ti sea mucho más llevadero. Además, piensa que es una suerte poder disponer de este tipo de pruebas y tener así un mejor control de tu salud y la de tu bebé. 

 

*Actualización urgente: Alternativa temporal para el diagnóstico de hiperglucemia gestacional y el seguimiento de estas mujeres y aquellas con diabetes pregestacional durante la pandemia Covid-19 (Abril 2020, Sociedad Española de Ginecología y obstetricia).

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies