¿Cómo dejar de dar el pecho?: Destetar sin trastornos

  • 31 de Octubre del 2021
  • 5 min de lectura

¿Cómo dejar de dar pecho? Esta es una de las preguntas más frecuentes durante la maternidad y la lactancia. En ocasiones resulta muy estresante para la madre y por consiguiente para el bebé, preguntas como “¿Cuándo es el momento indicado?, ¿Cómo lo hago?, o bien ¿Está bien lo que estoy haciendo? son muy frecuentes, y es normal que surjan durante el destete o también llamada ablactación. 

El destete o ablactación, es el proceso mediante el cual se suspende de forma definitiva la lactancia materna. Si bien, el proceso de ablactación puede comenzar de forma progresiva con la introducción de otros alimentos a partir de los 6 meses, debemos saber que la leche materna para el bebé es mucho más que su mejor alimento hasta los dos años de edad, puesto que gracias al vínculo que se desarrolla durante la lactancia, es además un aliciente para el dolor, el miedo, el cansancio y el sueño; siendo una forma de contacto directo e íntimo con la madre, que permite el desarrollo de éste vínculo afectivo tan fuerte que persiste en la vida del niño hasta su edad adulta. Por ello es recomendable que la retirada del pecho se realice de forma progresiva, entendiendo que quizá el momento decidido por la madre, no sea el mismo momento decidido por el hijo o el momento en el que éste, esté preparado para ello. 

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda la alimentación exclusiva con leche materna hasta los seis meses, periodo en el cual empezarían a introducirse otros alimentos como frutas y vegetales simples, pero sin excluir la leche materna al menos hasta los dos años o hasta que madre e hijo así lo deseen, consejo apoyado por la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) y la AEP (Asociación Española de Pediatría).

como dejar de dar el pecho consejos

Antiguamente, la lactancia persistía hasta los tres o cuatro años, en la actualidad esto ha variado drásticamente por temas culturales, sociales y la incorporación de las mujeres al mercado laboral, así como las dificultades de compaginar la lactancia con el trabajo. 

Dependiendo de las circunstancias, en el momento que se decide retirar la lactancia, se recomienda realizarlo de forma progresiva, para evitar sensación de rechazo en el bebé así como de frustración y culpa a nivel materno. 

New call-to-action New call-to-action

¿Cómo dejar de dar el pecho?

Existen diversas formas de suspender el pecho a día de hoy: 

  • Destete natural: Se refiere al abandono del pecho por parte del niño de forma voluntaria.
  • Destete inducido: En éste cuenta el deseo de la madre por suspender la lactancia, debería hacerse de forma acompasada, planificada, considerada y respetuosa con las necesidades del niño; es recomendable que este destete no coincida con situaciones de cambios en la vida del bebé, por ejemplo, cuando la madre reinicie las actividades laborales, ya que la sensación de abandono sería doble (por el pecho y por la ausencia de la madre).
  • Destete consensuado: Este caso puede darse cuando el niño sea mayor, y tenga la capacidad de comprender, puesto que entre madre e hijo harán acuerdos para dejar de forma consensuada el pecho.

Obviamente cada caso es diferente, sin embargo, en ocasiones por falta de información, se suspende la lactancia por razones equivocadas, tales como: un nuevo embarazo o nacimiento de otro hijo, brote dental, mastitis, fiebres o medicación; incluso en ocasiones alguna mamá suspende la lactancia temporalmente por algún alimento que está ingiriendo.

como dejar de dar el pecho destete

Consejos sobre cómo dejar de dar el pecho

Algunos consejos prácticos para dejar de lactar sin que tu bebé ni tú lo paseis mal:

  • Planifica hacerlo de forma lenta y paulatina. Proyéctate a futuro, no esperes al último momento para hacerlo, recuerda que tus tiempos no tienen por qué ser los mismos de tu bebé. 
  • Adelántate a sus necesidades de sed, hambre y sueño para que se sienta cómodo. 
  • No le niegues las tomas, recuerda que estas le brindan muchísima seguridad a tu hijo, por lo que decirle “no” puede generar rechazo, inseguridad y desasosiego. Puedes intentar distraerle con juegos y mimos. 
  • Proporciónale mucha atención, cariño y mimos, de forma que el destete no lo sienta como rechazo.
  • Elige estrategias respetuosas hacia las necesidades de tu hijo, es decir, si el niño quiere mamar fuera de lo planificado no lo rechaces rotundamente, a cambio ofrece algún alimento saludable.
  • Evita llevar a cabo el destete cuando se acerque un distanciamiento con tu hijo, bien sea por trabajo, enfermedad, viaje o comienzo escolar de tu pequeño.
  • El posible enojo desmedido, la insistencia y el llanto de tu hijo te indicarán que el proceso de destete está yendo demasiado rápido para él.
  • Molestias en el pecho, dolor o enrojecimiento por el contrario indican que para ti como madre el proceso está siendo muy violento.

Así como la lactancia produce a tu hijo y a ti sentimientos, el destete también lo hace, en este caso estos pueden ser negativos o positivos, por lo es recomendable seguir los consejos anteriores; para los niños el mamar es una forma de recibir afecto por lo que el destete brusco puede representar sentimientos de rechazo y abandono; por consiguiente si se hace de forma adecuada se crece en él su seguridad, autoestima, la relación con el entorno, su carácter y felicidad. En cuanto a la madre el destete adecuado genera sentimiento de satisfacción, sostiene la relación afectiva con el hijo y aporta bienestar, por el contrario, un destete brusco genera sentimientos de frustración, inseguridad y culpa.

Blemil plus Optimum 2 y 3 Blemil plus Optimum 2 y 3

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies