Evitar el dolor durante el parto: ejercicios y posturas

  • 13 de Octubre del 2019
  • 5 min de lectura

Tras 40 semanas de gestación, por fin llega el momento y muy pronto tendrás a tu bebé en brazos. El parto representa el final del embarazo, un proceso que consta de varias fases, algunas de las de cuales pueden resultar bastante dolorosas. Existen varios métodos muy prácticos para reducir y evitar el dolor durante el parto. A continuación, te explicamos algunos ejercicios y posturas que te serán muy útiles para atenuar las molestias durante el nacimiento de tu bebé. 

Cuáles son las fases del parto

El parto es un proceso que cada mujer experimenta de forma distinta, incluidos los dolores y las molestias que implican sus distintas fases:

  • Fase dilatación. Se trata de la fase más larga y en la que comienzan las famosas contracciones. El cuello del útero se va dilatando de forma progresiva hasta alcanzar los centímetros necesarios que permiten el paso del bebé, unos 10 centímetros. El tiempo necesario para que el ensanchamiento sea suficiente para dar a luz varía en cada mujer, aunque oscila entre las 4 y las 12 horas

Las contracciones van ganando frecuencia e intensidad a medida que se acerca el momento del parto.

  • Fase de expulsión. Es la fase de pujos o fase del expulsivo, y es de menor duración, de 30 minutos a una hora, y se inicia en el momento en el que el cuello del útero se ha dilatado lo suficiente como para que pueda salir el bebé. 

Las contracciones son muy intensas y los pujos de la madre son los que permiten que el bebé finalmente asome hasta salir completamente. 

  • Fase de alumbramiento. Es la última parte e implica el alumbramiento de la placenta, que se produce a través de otra serie de contracciones. Sin embargo, en este caso son mucho menos intensas y dolorosas. 
Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Mujer controlando el dolor durante el parto

¿Qué es la epidural?

La anestesia epidural es el método más famoso para evitar dolores durante el parto. Justo en el momento en que se inicia el parto, durante la fase de dilatación, se inyecta un analgésico en el espacio alrededor de la médula espinal. 
 
La epidural produce un claro alivio en los dolores que general las contracciones, pero su suministración no resulta cómoda. El pinchazo dura unos minutos, y, además, es importante mantener una posición estática para evitar que se produzcan errores en el procedimiento. 
 
Si eres una de las mujeres que prefieren descartar la epidural o si, por el motivo que sea, llegado el momento es tarde para que te la administren, resulta muy interesante que conozcas las distintas alternativas existentes para moderar el dolor durante el parto. 

Evita el dolor en el parto: ejercicios y posturas

Según la fase del parto en la que te encuentres, podemos recomendarte varios ejercicios y posturas que te serán de mucha utilidad para mantener a raya el dolor:

  • Posiciones durante la fase de dilatación. Durante las horas que dura la fase de dilatación es muy recomendable que te muevas un poco y vayas cambiando de posturas, evitando quedarte quieta o tumbada: 
  1. Camina por la habitación.
  2. Siéntate en una silla agarrándote al respaldo.
  3. Siéntate con las piernas flexionadas en el suelo, basculando ligeramente el cuerpo hacia delante y hacia atrás.
  4. Arrodíllate sobre un almohadón.
  5. Inclínate sobre la cama. 
  6. Si no tienes más remedio que permanecer tumbada, trata de mantener la cabeza elevada y las rodillas flexionadas. También te puede aliviar levantar ligeramente las piernas o tratar de cambiar la postura de boca arriba a lateral. 

Todas estas y otras posturas te pueden servir para sentirte más cómoda. Cualquier postura que no represente un peligro puede ser apta.

  • Técnicas de relajación. Conocerlas antes del parto te permitirá reducir la tensión muscular y mental, aliviando de esta manera el dolor. Practicar técnicas de relajación es muy útil para percibir el dolor de forma más objetiva, aliviando la tensión y la ansiedad presentes durante el parto. Algunas de las técnicas más conocidas son: 
  1. La relajación progresiva de Jacobson: Se trata de tensionar durante 5 segundos cada músculo, y a continuación,  relajar y permanecer así durante 10 segundos. 
  2. El entrenamiento autógeno de Shultz: Es una técnica de relajación basada en la idea de que el cuerpo y la mente son una unidad. A través de la concentración en la percepción de sensaciones y señales corporales, como la tensión o la temperatura, es posible conseguir relajación muscular.     

Para que sean efectivas, es muy importante practicarlas los meses previos al parto. También pueden ayudarte a paliar las molestias más habituales del embarazo

  • Técnicas de respiración. Junto a las técnicas de relajación constituyen el combo perfecto para relajar tu cuerpo y mente. Ambas te ayudarán a sobrellevar el dolor y a hacer más llevaderas las contracciones. Según la fase del parto en la que te encuentres, puedes optar por distintas técnicas de respiración.
  • Masajes. Otra opción muy recomendable es que la persona que te acompañe durante el parto aprenda a realizar masajes en la zona lumbar. Algunas técnicas consisten en presionar con fuerza la zona superior del coxis durante una contracción. Otras implican masajes relajantes en la zona superior del cuerpo, sumamente útiles para ayudar a relajarte y a aliviar el dolor.
  • Ejercicios con una pelota de Pilates. Disponer de una pelota de Pilates durante los momentos previos al parto puede ayudarte a realizar algunos ejercicios muy útiles para evitar el dolor:
  1. Apoya las manos en el borde de la pelota y desciende hasta quedarte de cuclillas, sin tocar el suelo. Permanece así unos segundos.
  2. Siéntate encima de la pelota y balancea la pelvis.
  3. Ponte en cuclillas frente a la pelota y abrázala con los brazos mientras tu acompañante te masajea la espalda.

Mujer con pelota de Pilates para evitar el dolor en el parto

  • “Camina” por la pared. Otro ejercicio muy práctico consiste en tumbarse boca arriba y, apoyando las plantas de los pies en la pared, sube y baja como si caminaras por ella. 

Si quieres evitar el dolor durante el parto dispones de un buen número de ejercicios y posturas que tú y tu acompañante podéis memorizar para ponerlas en práctica durante las diferentes fases del parto. Durante el embarazo, practicar e interiorizar estas técnicas de respiración y relajación te será muy útil antes y durante el momento de dar a luz. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies