Estimulación cognitiva para combatir el envejecimiento

  • 20 de Agosto del 2020
  • 4 min de lectura

Con el paso de los años se pierden capacidades físicas, pero también cognitivas. En este post queremos explicarte un poco mejor cómo es este proceso y de qué manera se puede contrarrestar este deterioro con ejercicios para la memoria y de estimulación cognitiva. 

Publicidad Banner producto FontActiv cuadrado Banner producto FontActiv horizontal

El envejecimiento

Es el proceso gradual irreversible mediante el cual el organismo va experimentando una disminución de su capacidades y funciones biológicas. La inmunidad se reduce, se pierde fuerza muscular, la memoria y la capacidad cognitiva disminuyen, el cabello pierde su color y la piel su elasticidad. 

Mujer con problemas de memoria

Declive cognitivo 

El deterioro cognitivo es propio del proceso normal de envejecimiento y afecta a la capacidad de aprendizaje, a la memoria, al rendimiento motor y al proceso de información. Así es como se manifiesta: 

  • Con una pérdida de vocabulario.  
  • Con dificultad para razonar y entender procesos lógicos. 
  • Con una pérdida de memoria a corto y largo plazo. 
  • Con dificultad para mantener la atención. 
  • En algunos casos, con cambios repentinos de carácter. 
  • Con problemas para retener y procesar nueva información. 

Si no existe ninguna patología que acelere este proceso de declive intelectual, es posible contrarrestar sus efectos gracias a la gran plasticidad del cerebro, que puede mejorar sus habilidades gracias a un entrenamiento cognitivo

¿Qué es la estimulación cognitiva?

Se denomina así al conjunto de técnicas utilizadas para aumentar y/o mantener el rendimiento cerebral y compensar así el deterioro progresivo de la atención y la memoria producido por el envejecimiento.  

A través del entrenamiento de ciertas habilidades, se puede conseguir una mejora en la velocidad mental en la calidad de vida de las personas mayores, ayudándoles a sentirse más activos, más integrados y con mayor autonomía durante más tiempo. 

Publicidad Banner producto Vitamin D horizontal

Ejercicios de estimulación cognitiva

Aunque los ejercicios diseñados para ejercitar la mente son de mucha ayuda, solo el entrenamiento constante dará resultados a medio y largo plazo, por eso es importante crear un hábito y practicarlos con frecuencia. 

Existen ejercicios de diferentes tipos que ayudan a desarrollar distintos aspectos cognitivos: 

  • La lectura y la escritura en su forma convencional, pero también con cuadernos específicos que planteen ejercicios como hacer descripciones, completar frases y palabras, indicar el nombre de ciertos objetos, describir imágenes, etc. 
  • Ejercicios sensoriales para entrenar los sentidos escuchando e identificando ciertos sonidos, objetos mediante el tacto y trabajando con imágenes y formas. 
  • Manualidades artísticas con diferentes materiales, que además de ayudar en la mejora de la autoestima y la gestión del estrés, favorece la capacidad de atención para seguir los pasos del proceso de creación. 
  • Ejercicios para la motricidad fina como practicar caligrafía, coser, bordar o tocar un instrumento. 
  • Para entrenar el área del lenguaje y la aritmética son recomendables los famosos sudokus, los crucigramas y las sopas de letras. 
  • Los juegos de orientación como unir puntos que dan lugar a una imagen, el típico “memory” en el que hay que recordar dónde está la imagen buscada o retos con mapas y pistas para llegar a un punto determinado, fomentan esta capacidad. 
  • Los juegos de mesa de toda la vida como el ajedrez o las damas, además de favorecer la socialización, trabajan el razonamiento. 

Anciano haciendo un crucigrama para ejercitar la memoria

Ejercitando también la memoria

La pérdida de ciertas habilidades y capacidades cognitivas como consecuencia del envejecimiento va de la mano de la disminución de la memoria. A continuación, te dejamos algunos ejercicios sencillos que puedes poner en práctica para ejercitarla: 

  • Elabora un listado de 5 cifras. Intenta memorizarlas y, tapando el papel, intenta repetirlas en voz alta. 
  • Piensa en una fecha especial; una boda, un cumpleaños, el día de un acontecimiento importante, e intenta recordar cómo ibas vestida/o, cómo iban otras personas, qué comiste, y detalles muy concretos, cuanto más, mejor. 
  • Escribe 20 palabras acabadas en -mente. 
  • Escribe el nombre de 10 animales que empiecen con la letra “m”. 
  • Coloca 5 objetos encima de la mesa, obsérvalos detenidamente y tápalos con un trapo o una sábana. Intenta recordar qué objetos eran y en qué lugar exacto estaban. 
  • Escoge una imagen o un dibujo sencillo, obsérvalo bien, y luego, intenta reproducirlo en un papel sin mirarlo de nuevo. 

 

Ahora que ya sabes más sobre la estimulación cognitiva y de la memoria, ¿crees que la necesitas? ¿Ya pones en práctica alguno de estos ejercicios recomendados como hacer crucigramas o sopas de letras? Recuerda que para que den resultado, es importante ser constante. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies