Infección de orina en ancianos, un problema frecuente

  • 24 de Marzo del 2022
  • 5 min de lectura

La infección de orina en ancianos es un problema frecuente. 

Es más, su prevalencia aumenta con la edad, por lo que a edades más avanzadas es más común sufrir infecciones del tracto urinario.

Esto se debe a algunas particularidades de la población anciana. De ellas y de las características distintivas de las infecciones de orina en personas mayores hablamos a continuación.

La infección de orina en ancianos

La infección de orina en ancianos es un problema común, de hecho este tipo de infecciones son las más frecuentes en personas mayores.

Como se mencionaba al inicio, la prevalencia de las infecciones urinarias aumenta con la edad.

Esto se debe, en parte, a la alteración de los mecanismos de defensa frente a una infección que se produce como consecuencia del envejecimiento.

Además, la edad avanzada también constituye un factor de riesgo de padecer infecciones urinarias debido a varias situaciones frecuentes durante la vejez.

Entre ellas se incluyen, por ejemplo:

  • Al incremento de la comorbilidad, debido a la existencia de otras patologías como, por ejemplo, diabetes.
  • Una mayor tasa de hospitalizaciones e institucionalización, a menudo con sondaje de vías urinarias.
  • Por la elevada ocurrencia de patologías vesicales, como la incontinencia o la hiperplasia prostática.

Las infecciones en el tracto urinario pueden producirse en las vías bajas, como sería el caso de una cistitis.

Pero también puede afectar a las vías altas, produciendo una pielonefritis aguda y la consecuente afectación del riñón. 

Cabe destacar que estas infecciones no solo se dan por separado, sino que también pueden coexistir.

Es decir, se puede producir una infección conjunta de las vías altas y bajas del tracto urinario en el anciano.

Únete al Club familias Únete al Club familias

Algunos aspectos clave de la infección urinaria en los mayores

Las infecciones bacterianas constituyen la forma más frecuente de infección de orina en personas mayores.

Concretamente, el patógeno más habitual tras una infección de orina en ancianos es la bacteria E. coli

No obstante, también pueden producirse infecciones causadas por hongos. 

Aunque afecta a ambos sexos, las infecciones urinarias en la población anciana son algo más habituales en mujeres que en hombres.

Además, tal y como se mencionaba anteriormente, existen circunstancias asociadas a la edad avanzada que propician la aparición de este problema en las vías urinarias. 

infección de orina en ancianos aspectos

Por ejemplo, el uso prolongado o permanente de catéteres, en ancianos institucionalizados u hospitalizados, favorece la aparición de infecciones en el tracto urinario.

Es importante resaltar que en los ancianos se dan tasas más altas de resistencia a antibióticos

Es decir, que son más frecuentes las infecciones ocasionadas por bacterias resistentes a dichos medicamentos.

De hecho, en personas mayores también es más habitual que tengan lugar infecciones por bacterias multirresistentes (resistentes a más de un antibiótico o diferentes tipos de antibióticos). 

Todo ello puede complicar y demorar la resolución del problema, además de favorecer las recaídas o recurrencia de estas infecciones de orina.

New call-to-action New call-to-action

Síntomas de infección de orina en ancianos

Los signos y síntomas de una infección urinaria pueden ser detectados por la propia persona afectada.

Aunque no siempre aparecen todos ellos ni se experimentan con la misma intensidad, los síntomas más comunes que produce una infección de orina son:

  • Cambios en el color y el olor de la orina.
  • Escozor o dolor al orinar.
  • Un aumento de la necesidad de micción (ganas de orinar con mayor frecuencia) acompañada de cantidades escasas de orina.
  • Sensación de que las ganas de orinar no desaparecen tras haber orinado.

Además de los ya mencionados, una infección urinaria también puede producir fiebre, náuseas o vómitos.

Es lo que ocurre en la pielonefritis aguda, donde además pueden aparecer dolor lumbar y malestar generalizado o decaimiento.

Debe tenerse en cuenta que en los ancianos estos síntomas pueden alterarse o estar ausentes, siendo frecuente que no presenten fiebre o que se vea alterado su nivel de conciencia.

En cualquier caso, si se experimentan o detectan estos síntomas en el anciano será muy importante acudir al médico para evitar que la infección de orina se complique.

¿Cómo se diagnostica y trata una infección de orina en ancianos?

Al igual que a otras edades, para tratar una infección de orina en ancianos será necesario realizar un cultivo o análisis de orina

Esto permitirá, por un lado, confirmar la infección y, por otro, determinar el patógeno causante.

En algunas ocasiones identificar la bacteria que está produciendo la infección será esencial para poder tratarla correctamente (por ejemplo, si presenta resistencia a algún antibiótico).

En el caso de una posible pielonefritis aguda, si el médico lo cree necesario también podría solicitar una analítica de sangre u otras pruebas adicionales. 

Si la infección está siendo ocasionada por una bacteria, que es lo más habitual, el médico prescribirá un antibiótico como tratamiento. 

El tipo de antibiótico puede variar en función del agente causante, una vez determinado en el cultivo; de la localización de la infección y de otros factores, como la resistencia antimicrobiana o posibles alergias del paciente. 

En cualquier caso, la persona afectada nunca debería tomar antibióticos por su cuenta.

Es necesario que sea un profesional médico quien nos indique el antibiótico adecuado en cada caso y la pauta a seguir para que este surta efecto.

Esperamos haberte aportado información útil sobre la infección de orina en ancianos. 

Tanto si eres tú quien experimenta síntomas de infección urinaria como si los has detectado en un anciano a tu cuidado, es muy importante que consultes con un especialista para solucionarla y que en ningún caso te automediques. 

New call-to-action New call-to-action

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies