Vitaminas en la cara, ¿cuál es su papel frente al envejecimiento?

  • 10 de Noviembre del 2021
  • 5 min de lectura

La piel está expuesta, de forma directa y constante a los daños del entorno, incluido el ejercido por los radicales libres que, entre otras cosas, puede acelerar considerablemente el envejecimiento.

La radiación ultravioleta, la polución, hábitos nocivos como fumar o una nutrición insuficiente o inadecuada favorecen la acción dañina de esos radicales libres. 

Afortunadamente la piel cuenta con sus propios sistemas antioxidantes, una forma natural de protegerse frente a los daños a los que se encuentra expuesta.

Las vitaminas forman parte de ese sistema protector natural frente a los radicales libres, ya que en muchos casos son capaces de retrasar o inhibir la oxidación que inducen.

Por esa capacidad antioxidante, y por muchos otros motivos, las vitaminas en la cara son grandes aliados para el mantenimiento de un rostro joven y, sobre todo, saludable. 

New call-to-action New call-to-action

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son sustancias orgánicas heterogéneas, complejas y biológicamente activas. 

Son, de hecho, imprescindibles para la vida, ya que cumplen múltiples funciones esenciales en el organismo.

Estas sustancias son necesarias en pequeñas cantidades, pero, a pesar de ello, su déficit no es algo extraordinario.

Esto se debe en gran medida a que el cuerpo no puede sintetizar la mayoría de ellas. Es necesario, por tanto, incorporarlas a través de la dieta, por lo que será importante llevar una nutrición variada y equilibrada.

Vitaminas en la cara, ¿cuáles son importantes para la piel?

Las vitaminas, en la cara y el resto de la piel, contribuyen al mantenimiento de la salud cutánea a través de diferentes mecanismos. 

Desde la protección de la piel frente a los radicales libres, hasta la preservación de su estructura mediante la síntesis de colágeno. 

Sus funciones y propiedades han hecho que estas sustancias orgánicas sean ampliamente utilizadas en cosmética, especialmente en productos y tratamientos de rejuvenecimiento facial.

vitaminas en la cara importantes

Algunas de las vitaminas más estudiadas en relación al envejecimiento y el mantenimiento de un rostro de aspecto joven y saludable son: 

Vitamina A

La vitamina A se encuentra en los alimentos de origen animal en forma de retinol, mientras que en aquellos de origen vegetal se presenta en forma de betacarotenos. 

Forma parte de la barrera defensiva del organismo frente a los radicales libres. Además, contribuye a mantener la salud de los epitelios, por lo que es una de las vitaminas que repercute en el estado de la piel del rostro, por ejemplo, favoreciendo su hidratación. 

La presencia de vitaminas en la cara no solo debe preocuparnos por el hecho de mantenernos jóvenes y radiantes, sino porque de ellas también depende la salud de la piel.

En el caso de la vitamina A, su carencia se puede manifestar en la piel con la aparición de sequedad y descamación. 

El uso de esta vitamina en cosmética está muy extendido, empleándose en sus formas derivadas, los retinoides. 

De sus diferentes formas la más eficaz es el ácido retinoico, utilizado para el tratamiento de las marcas y las manchas que aparecen como consecuencia del envejecimiento de la piel.

Sin embargo, el ácido retinoico requiere prescripción médica, ya que puede dar lugar a reacciones adversas importantes.

Otro derivado de la vitamina A, muy utilizado en cosmética antienvejecimiento y bastante conocido por la población general, es el retinol

Este compuesto es otra forma activa de esta vitamina, pero sin los efectos irritantes del ácido retinoico.

New call-to-action New call-to-action

Vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico es probablemente una de las vitaminas más conocidas y mejor considerada por la población general, tanto a nivel nutricional como cosmético.

Es un excelente neutralizante de radicales libres. Es decir, que tiene una importante capacidad antioxidante. 

De ahí su amplio uso en cosmética, centrado en gran medida en su posible acción protectora frente al fotoenvejecimiento. 

Además, la vitamina C también es esencial en la síntesis de colágeno, componente estructural fundamental para una piel saludable y cuya pérdida o deterioro está directamente ligada con signos de envejecimiento como arrugas y flacidez.

A diferencia de otras vitaminas, en el caso de la vitamina C es más importante asegurar su aporte diario a través de la dieta. 

Esto se debe a que es una vitamina con poca estabilidad, que se oxida con mucha facilidad y es termosensible. 

Además de degradarse con rapidez por la acción del oxígeno, las radiaciones UV y el calor, casi no se almacena en el cuerpo.

Vitamina B2 y vitamina E

Las vitaminas B2 y E también son importantes para un rostro en buenas condiciones, ya que ambas contribuyen al mantenimiento de una piel sana. 

La relevancia de su papel en la salud cutánea se pone de manifiesto, por ejemplo, en las consecuencias de una carencia de vitamina B2, también conocida como riboflavina. 

Un déficit que puede dar lugar a la aparición de diferentes trastornos en la piel, ocasionando irritación, aparición de lesiones cutáneas y ulceraciones en las comisuras de la boca, por ejemplo.

Pero la presencia de estas vitaminas en la cara, no solo evita las consecuencias de su carencia sino que nos reporta múltiples beneficios. 

La vitamina E, por ejemplo, es un potente antioxidante, capaz de retrasar el envejecimiento celular y de actuar sinérgicamente con la vitamina C para desempeñar un efecto fotoprotector en la piel.

La vitamina B2 interviene en el crecimiento adecuado de la piel, por lo que confiere un beneficio relevante en la regeneración de la misma. 

Como ves, las vitaminas en la cara no solo son importantes desde el punto de vista cosmético o de la belleza, sino para mantener una salud adecuada de la piel del rostro y de todo el cuerpo. 

No debemos olvidar que la piel es nuestra principal barrera frente a las agresiones del medio externo y una carencia de vitaminas no solo puede desmejorar su aspecto o acelerar su envejecimiento, sino interferir con sus funciones. 

Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies