¿Puedo tomar medicamentos con la lactancia?

  • 9 de Junio del 2020
  • 4 min de lectura

Si el embarazo está lleno de dudas, cuando llega el bebé estas no desaparecen, y surgen muchas otras; también con la lactancia materna. Una de las más frecuentes es si se puede tomar medicamentos y cuáles. En este post despejamos todas tus dudas para que sigas disfrutando de una lactancia tranquila y segura. 
 

Mujer dando el pecho a su bebé

Si das el pecho, ya sabes que debes seguir una dieta sana y equilibrada y evitar ciertas sustancias que pueden llegar al bebé a través de la leche materna como el café, el alcohol, el tabaco, o cualquier sustancia nociva. 

Publicidad Banner Blemil 2 Optimum ProTech Blemil 2 Optimum ProTech

Lactancia y medicamentos

Son cada vez más las mujeres que deciden alimentar a sus bebés con lactancia materna, sin duda el mejor alimento para ellos, pero muchas lo acaban dejando antes de lo que les gustaría debido a la necesidad de usar medicamentos que creen que no son compatibles con lactancia, por eso, antes de abandonarla, hay que informarse bien de qué se puede tomar y qué no. 

Para que un fármaco represente un riesgo real para el bebé, deben cumplirse las siguientes condiciones: 

  • Ser detectables en la sangre de la madre.
  • Que puedan pasar de la sangre de la madre a la leche materna.
  • Que produzca un efecto inadecuado en el bebé

Algunos no pasan a la leche, o lo hacen en cantidades insignificantes, como pasa en la mayoría de los medicamentos orales, que no afectan al lactante, y otros pasan en niveles mayores, pero no le producen ningún efecto nocivo. 

Según algunos especialistas, un medicamento se considera seguro cuando la dosis que llega al bebé es menos del 10 % de la dosis recomendada habitualmente, si también se trata de un medicamento de uso pediátrico. Si no lo es, se reajusta el cálculo teniendo en cuento los mg diarios tomados por la madre en base a su peso y a la dosis habitual recomendada.

Para tu tranquilidad debes saber que en general el paracetamol y el ibuprofeno son seguros, así como algunos antibióticos, en caso de necesitarlos para acabar con una infección y la mayoría de las hormonas, a excepción de los estrógenos. También son compatibles la mayoría de los medicamentos antitiroideos, antiepilépticos, antirreumáticos, y algunos fármacos para la enfermedad inflamatoria intestinal. 

En cualquier caso, no utilices ninguno de ellos sin consultar antes con un profesional de la salud.

Bebé tomando leche materna

Medicamentos sí, pero con la máxima seguridad

Sin duda es una buena noticia que se vaya ampliando el catálogo de fármacos compatibles con la lactancia para no tener que renunciar a ella por realizar un tratamiento, pero no debes olvidar que siempre se tiene que hacer con seguridad.

Publicidad Banner producto Imunoglukan p4H cuadrado Banner producto Imunoglukan p4H horizontal

Las indicaciones que suelen venir en el prospecto de los medicamentos no deben ser la única fuente de información y se debe contrastar por otros medios, y en base a los estudios más recientes, para dar prioridad a la lactancia y evitar dejarla. Aquí tienes algunos consejos para saber qué hacer y cómo tener la certeza de que el medicamento que has de tomar es seguro para el bebé: 

  • Siempre que acudas al médico indica que te encuentras en periodo de lactancia
  • Cuando te den un tratamiento, confirma con el médico que los medicamentos que te han recetado son compatibles con la lactancia
  • En caso de que no lo sean, o el médico no tenga la certeza, pregunta si existe un tratamiento alternativo que pueda serlo. 
  • Ante la duda, consulta fuentes fidedignas creadas por profesionales como www.e-lactancia.org. Se trata de una web de uso gratuito elaborada por la Asociación para la Promoción e Investigación en Lactancia Materna (APILAM) basada en todos los estudios y ensayos publicados con fichas para cada medicamento y su grado de riesgo. Es muy fácil de usar, ya que funciona como un buscador en el que se consulta el nombre del medicamento o el principio activo y de manera inmediata obtienes toda la información y bibliografía actualizada, si es compatible o no con la lactancia y si hay alternativas más seguras. 

Los beneficios que la lactancia aporta a la madre y al bebé son mayores que los posibles riesgos de tomar la mayoría de los fármacos, así que si necesitas hacer algún tratamiento y tienes dudas, antes de dejar la lactancia, infórmate y pregunta a un profesional, pues segura que te ayuda a dar con el más seguro para ti y para tu bebé. 

¿Te ha gustado este contenido?

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies