Verrugas infantiles: causas y tratamiento

  • 6 de Febrero del 2020
  • 4 min de lectura

¿A la hora del baño has descubierto que tu pequeño tiene verrugas? Se trata de algo muy común en la infancia y no son peligrosas, aunque sí muy contagiosas. Te contamos todo sobre las verrugas, por qué aparecen y el tratamiento que necesitan.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Qué son las verrugas?

Las verrugas son pequeños bultos redondeados que aparecen en la piel. Están muy bien delimitadas y su superficie está endurecida y algo rugosa y no suele variar mucho del tono de piel de la persona que las tiene. En cuanto a su tamaño, éste puede variar, pero por lo general son pequeñas.

¿Solo surgen en la infancia?

Lo cierto es que las verrugas pueden salir a cualquier edad, pero son más frecuentes en la infancia, especialmente entre los 10 y los 12 años. 

¿Dónde aparecen?

Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas más frecuentes son las plantas de los pies, las rodillas y los codos

Adulto sosteniendo la mano de un niño con verrugas en la mano

Tipos de verrugas

Según dónde se encuentran y sus características, las verrugas se clasifican de la siguiente manera: 

  • Verrugas comunes. Son bultos endurecidos y redondeados que aparecen en dedos, manos, codos y rodillas. Su superficie es áspera, y a veces, su apariencia puede recordar una coliflor. En ocasiones dejan ver un punto negro en su interior. 
  • Verrugas planas. Estas son muy pequeñas, del tamaño de la cabeza de un alfiler. Su superficie es lisa y plana, y a veces presentan un color claro, amarillento o rosado. Son más frecuentes en la cara, aunque se pueden encontrar en otras partes del cuerpo. 
  • Verrugas filiformes. Suelen aparecer cerca de los ojos, la nariz o la boca, y son alargadas y del color de la piel, pudiendo parecer una especie de dedo en miniatura. 
  • Verrugas plantares. Como su nombre indica, se encuentran en las plantas de los pies y suelen ser muy molestas al caminar. A veces se pueden confundir con callos o durezas. 

¿Qué causa las verrugas?

El origen de estas verrugas está una variante leve del virus del Papiloma Humano (VPH), que nada tiene que ver con la variante que puede provocar enfermedades graves. Tener verrugas de este tipo es muy común y solo significa que tu hijo ha estado en contacto con este virus en algún momento, pero no entraña ningún tipo de gravedad. 

¿Se contagian? ¿Cómo?

Este virus es muy contagioso y los niños lo suelen contraer de la siguiente manera: 

  • Teniendo contacto físico con otros niños con verrugas
  • Compartiendo toallas, sábanas, prendas de ropa o calzado con personas portadoras del virus. 
  • Caminando sin calzado por piscinas, duchas o zonas húmedas en las que puede encontrarse el virus
  • Cuando hay lesiones o heridas, el virus entra más fácilmente, por eso los niños con tendencia a morderse las uñas tienen más probabilidad de tener verrugas. 
  • Transitando por zonas expuestas al virus con heridas en los pies también aumentan las posibilidades. 
  • Es posible que un niño o adulto portador se lo contagie a sí mismo por contacto directo y dispersando las verrugas por otras áreas del cuerpo

El Virus del Papiloma Humano (VPH) tiene un periodo de incubación, y desde que entra en el organismo, hasta que se manifiesta con la aparición de las primeras verrugas, puede pasar entre 1 y 12 meses.

Publicidad Banner producto Blenuten cuadrado Banner producto Blenuten horizontal

¿Cómo se pueden tratar?

Las verrugas pueden desaparecer por si solas, pero si producen molestias, y para evitar que se dispersen por otras partes del cuerpo y contagiar a otras personas, se pueden tratar mediante diferentes procedimientos: 

  • Aplicando lociones o apósitos con Ácido Salicílico, Glutaraldehido o Ácido Láctico que venden en las farmacias. 
  • El dermatólogo o el podólogo puede quemar la verruga utilizando una corriente eléctrica. 
  • También el especialista, congelando la verruga con nitrógeno líquido. 
  • En algunos casos, el profesional puede optar por la extirpación
  • Mediante un tratamiento láser.

Madre e hija lavándose las manos

¿Es posible evitar el contagio de verrugas?

El Virus del Papiloma Humano (VPH) está realmente extendido, se encuentra en muchos lugares y lo portan muchas personas, pero enseñar a tu hijo a seguir una serie de normas básicas de higiene puede ayudar a mantenerlo lo más alejado posible y minimizar el riesgo de contagio: 

  • Anímale a que se lave las manos correctamente y con frecuencia, especialmente si se muerde las uñas o tiene algún rasguño o heridas en las manos. 
  • Si sabes que algún niño con el que pasa tiempo tiene verrugas, explícale que es mejor no tocarlas ni compartir toallas ni objetos personales. Trata el tema con naturalidad para no generar un rechazo innecesario. 
  • Explica a tu hijo la importancia de ir por la piscina, por las duchas y por los vestuarios públicos siempre con chanclas

 

Aunque se trate de algo frecuente, descubrir que tu hijo tiene verrugas no es nada agradable, entre otras cosas, por lo contagiosas que son. Sin embargo, no se trata de nada grave, y los tratamientos actuales son muy efectivos. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies