Dolor de ombligo en el embarazo

  • 4 de Octubre del 2020
  • 3 min de lectura

Durante la gestación son muchos los cambios que el cuerpo de una mujer experimenta, y el dolor de ombligo es algo bastante común entre ellos. En este post te contamos por qué se produce y cómo se puede aliviar. 

Publicidad New call-to-action New call-to-action

El embarazo y el ombligo 

Como es lógico, la zona del ombligo se ve sometida durante los meses de la gestación a una tensión que no había experimentado hasta el momento. El bebé crece en el útero y se produce un desplazamiento de los órganos para ganar espacio, mientras que la piel musculatura se va tensando cada vez más. Todo esto hace que el ombligo y la zona abdominal sea un área bastante sensible en el embarazo y que pueda acabar generando molestias.

Conoce qué otros cambios físicos tendrán lugar durante estas 40 semanas en nuestra Guía del embarazo.

Causas del dolor de ombligo

A continuación, te detallamos las causas que suele haber detrás del dolor de ombligo en el embarazo: 

  • Hernia umbilical. Se da cuando la presión abdominal provoca que el intestino se suelte en alguna parte. Aunque puede sonar grave, lo cierto es que es muy común, y en la mayoría de los casos suele resolverse por sí sola tras el parto. Sin embargo, algunas veces el dolor persiste porque se ha originado una diástasis.
  • Infección intestinal. En este caso, el dolor en la zona del ombligo viene acompañado de vómitos, malestar, diarrea y fiebre. Si estos son tus síntomas, debes consultar con un médico lo antes posible porque podría significar que padeces una infección y debe ser tratada cuanto antes. 

Mujer descansando en la cama debido al dolor de ombligo

  • Ombligo prominente. La tensión abdominal puede provocar que el ombligo salga hacia fuera y esté más expuesto a los roces con la ropa, pudiendo irritarse con más facilidad.
  • Cambios y tensión abdominal. El estiramiento que se da en la musculatura del abdomen y la piel, que ha sufrido una brusca distensión en poco tiempo y está más seca y tirante, puede generar dolor y molestias, especialmente al realizar ciertos movimientos. 
Publicidad Banner gamma DONNAplus Maternidad cuadrado Banner gamma DONNAplus Maternidad horizontal

¿Se puede evitar el dolor de ombligo?

Dependiendo de cuál sea la causa que hay tras esta molestia, se podrá tratar de una forma u otra, pero estas son las recomendaciones generales para evitar la acumulación de tensión en el área del ombligo: 

  • Hidrata cada día la piel de todo el cuerpo, pero mucho más la zona de la barriga. Limpia y seca bien el ombligo, y ponte también crema en su interior.  
  • Si tienes el beneplácito de tu ginecólogo, mantén una vida activa para evitar ganar peso demasiado deprisa. Nadar es una de las actividades más recomendadas, pues te ayudará a descargar la espalda y el abdomen del peso que soporta durante todo el día. 

Mujer embarazada nadando en la piscina

  • Complementando el punto anterior; lleva una dieta sana y equilibrada para que la ganancia de peso en el embarazo sea progresiva. Si quieres saber cómo debe ser tu dieta en estos meses, te lo contamos aquí
  • Escoge ropa cómoda y transpirable y que no te presione en la zona abdominal. 
  • Si con el paso de los meses el ombligo ha sobresalido y te molesta con el roce, puedes cubrirlo con una venda para protegerlo
  • Si el peso del abdomen te provoca molestias, puedes consultar con tu médico si sería recomendable usar una faja que te ayude a descargar un poco el peso. 

 

Sufrir dolor y molestias en el ombligo no es nada agradable, pero con algo de paciencia, y siguiendo las indicaciones de tu médico, verás cómo lo vas superando hasta que llegue el momento del nacimiento de tu bebé.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies