¿Qué es un embarazo de riesgo?

  • 9 de Marzo del 2021
  • 5 min de lectura

Seguro que has oído hablar de los embarazos de riesgo, incluso es posible que te lo hayan diagnosticado. Si quieres saber qué significa y qué causas hay detrás, sigue leyendo porque te lo contamos todo en este post. 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Definiendo el embarazo de riesgo

Cada embarazo es único y particular, y a nivel médico, todos son clasificados como bajo, medio o alto riesgo en función de la salud de la madre, del feto y/o de las complicaciones que puedan ir surgiendo durante la gestación y su evolución. 

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que un embarazo de riesgo es aquel que implica un riesgo para la salud de la madre o el bebé y que requiere un seguimiento más exhaustivo por parte de los profesionales sanitarios. 

 Mujer embarazada en una consulta médica

Factores de un embarazo de riesgo

Los factores que pueden hacer que un embarazo se catalogue como de riesgo se dividen en cinco grandes grupos: 

Características físicas de la madre

  • Edad. Tener más de 35 años o ser adolescente.
  • Peso. Tener un índice de masa corporal (IMC) demasiado alto o muy bajo.
  • Estatura. Medir menos de 1’50.
  • Otras anomalías. Malformaciones en el útero o miomas. 

Características sociales de la madre

  • Alimentación y estilo de vida. Desnutrición o déficits nutricionales, consumo del alcohol, tabaco u otras sustancias.
  • Controles prenatales. Cuando por sus circunstancias personales una mujer no recibe los cuidados adecuados durante el embarazo ni se realiza las pruebas médicas necesarias. 

Problemas en un embarazo anterior

  • Si se dio un parto prematuro o tardío, superando las 42 semanas de gestación.
  • Si el bebé nació con una malformación congénita.
  • Si el bebé nació con poco peso, o, por el contrario, nació con demasiado.
  • Si ha sufrido algún aborto espontáneo.
  • Si fue necesario practicar una cesárea.
  • Si tuvo exceso de líquido amniótico, o, por el contrario, éste era escaso.
  • Si dio a luz un bebé fallecido o que murió al poco tiempo de nacer.
  • Si el bebé sufrió una lesión en los hombros del bebé por el estiramiento del nervio al nacer, o si el bebé quedó atrapado por el hombro en el canal de parto.
  • Si el bebé vino de nalgas.
  • Si hubo una incompatibilidad por Rh y fue necesaria una transfusión al feto.
  • Si se dio un trastorno convulsivo.
  • Si el bebé nació con parálisis cerebral.
  • Si ya tuvo un embarazo múltiple. 

Trastornos previos al embarazo

  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Trastornos renales.
  • Enfermedad autoinmune.

Trastornos que pueden surgir durante el embarazo

  • Problemas relacionados con el líquido amniótico.
  • Embarazo ectópico.
  • Placenta previa.
  • Desprendimiento de placenta.
  • Cuello uterino débil.
  • Preeclampsia.
  • Diabetes gestacional.
  • Embarazo múltiple.
  • Infecciones como la toxoplasmosis, rubeola, varicela, sífilis, herpes, o Zika. 
Publicidad Banner gamma DONNAplus Maternidad cuadrado Banner gamma DONNAplus Maternidad horizontal

Qué hacer cuando te diagnostican un embarazo de riesgo

Sea cual sea la causa que haya tras un diagnóstico de embarazo de riesgo, es importante, aunque no siempre fácil, mantener la calma. Cuando se busca un embarazo, se hace con la idea de que todo irá bien, pero a veces no es así. 

Por suerte, en la actualidad, los inconvenientes que pueden surgir durante el embarazo son ampliamente conocidos y estudiados por los profesionales médicos, que, junto a los grandes avances técnicos, hacen cada vez más posible una detección precoz, controles exhaustivos y la aplicación de los tratamientos adecuados. 

Estas son alguna las recomendaciones que te damos desde Club Familias:

  1. Cuando te den el diagnóstico, escucha con atención todo lo que tu médico te explica. 
  2. Desde el momento en el que sabes que tu embarazo es de riesgo, apunta todas las dudas y preguntas que puedan surgirte y aprovecha cada encuentro con el especialista para realizarlas. No te dejes nada en el tintero. 
  3. Sigue de manera rigurosa las indicaciones de tu ginecólogo, y ante la duda, pregunta antes de hacer cualquier cosa. 
  4. Guarda y conserva toda la información sobre el embarazo en el mismo sitio; análisis, ecografías, informes, etc. 
  5. Anota bien los días y las horas de todas las citas médicas y tenlas a la vista en un calendario para no saltarte ninguna. 
  6. Cuando acudas a tus citas médicas, lleva siempre contigo la carpeta con toda esa información que te van dando por si es necesario realizar alguna consulta. 
  7. Mantén la calma y confía en el equipo de profesionales que hace el seguimiento de tu embarazo. 

¿Es lo mismo embarazo de riesgo que riesgo en el embarazo?

Mucha gente confunde el riesgo en el embarazo con el embarazo de riesgo, pero son conceptos diferentes; el riesgo en el embarazo se da cuando un embarazo es catalogado como normal a nivel médico, pero el puesto de trabajo de la embarazada podría ser fuente de riesgo o peligro, mientras que un embarazo de riesgo alude únicamente a complicaciones médicas y de salud.

Esta diferencia es muy importante porque implica una variación en la prestación al tener la baja. 

 Mujer embarazada tomándose la tensión.

Tal y como explicábamos en el apartado anterior, existen diferencias entre las bajas por embarazo de riesgo y riesgo en el embarazo

  1. Embarazo de riesgo. Esta baja se gestiona como una incapacidad temporal por contingencia o enfermedad común, y es emitida por el médico de cabecera si considera que tras el diagnóstico, lo más conveniente es que la mujer no trabaje durante un periodo de tiempo concreto o el resto del embarazo. La prestación que se otorga con esta baja es la misma que con cualquier baja por enfermedad común; 60 % de la base reguladora desde el 4º día, y, a partir del día 21, el 75 %. 
  2. Riesgo en el embarazo. Esta baja se da cuando el puesto de trabajo no cumple las condiciones necesarias para garantizar el bienestar de la madre y el feto. En un principio, la empresa está obligada a adaptar el puesto de trabajo y que las condiciones sean las adecuadas para preservar la salud de la madre y proteger el embarazo. En caso de que la empresa no pueda hacer compatible el puesto de trabajo con el embarazo de la trabajadora, se proporciona la baja por riesgos en el embarazo que equivale al 100 % de su base reguladora. 

Estamos seguros de que aceptar que tu embarazo es de riesgo no es fácil, pero entender que esto es más común de lo que crees y qué factores influyen, pueden ayudarte a llevarlo mejor. Desde Club Familias te animamos a que estés positiva y sigas todas las recomendaciones y consejos de tu ginecólogo. Si quieres más información, visita nuestra Guía del embarazo

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies