Evitar la sobreprotección

  • 26 de Octubre del 2015
  • 3 min de lectura

Los niños deben crecer en un ambiente de libertad e independencia en el que se les den las claves para enfrentarse a las posibles dificultades de la vida y que se desarrollen como personas seguras y con autonomía

La sobreprotección implica un cuidado excesivo de los niños que va más allá de sus propias necesidades, impidiendo que vivan cualquier situación mínimamente complicada a la que tengan que hacerle frente. Supone una dedicación y preocupación absoluta hacia los menores que se desarrollarán como personas dependientes y vulnerables ante cualquier dificultad.

Todos los padres en algún momento han sobreprotegido a sus hijos ante determinada situación que les causaba mayor preocupación pero si esta práctica se produce de manera generalizada y guía la educación que se les dé a los niños puede tener consecuencias muy negativas en las siguientes etapas de su desarrollo.

¿Qué supone la sobreprotección?

Las personas tienen que aprender a frustrarse, a superar las dificultades y a ser conscientes de que sufrir o pasarlo mal son sentimientos que van a aparecer inevitablemente en algún momento de la vida. Sobreproteger a los niños no les va a reportar mayor felicidad, al contrario, los pequeños que no han estado expuestos a ninguna dificultad de mayores se vendrán abajo ante cualquier contratiempo, tendrán incapacidad para tomar decisiones y para resolver cualquier situación que se salga de su rutina establecida, tendencia al negativismo y la depresión, falta de autoestima, sentimientos de inseguridad, timidez excesiva y dificultad para entablar relaciones sociales, miedos infundados, etc.

En la mayoría de los casos los padres sobreprotectores no se consideran como tal o no se dan cuenta de que lo que están haciendo. Muchas veces obedece a sentimientos de inseguridad que ellos mismos tienen y que acaban trasmitiendo a sus hijos. Hay varios casos donde la sobreprotección está más generalizada: en padres que tuvieron una mala infancia por falta de afecto y atención y no quieren que sus hijos pasen por lo mismo, cuando los niños padecen algún tipo de enfermedad, en familias con hijos adoptivos o en caso de padres de edades avanzadas.

¿Cómo evitar la sobreprotección?

Es importante que desde la infancia se guíe a los niños a crear estrategias que les ayuden a enfrentarse a las posibles dificultades y a desenvolverse en su vida diaria. La función de los padres será la de guiar y respaldar a los niños cuando surjan los problemas pero no resolvérselos.

Algunos consejos para evitar la sobreprotección:

Es importante marcar ciertos límites para que aprendan que no pueden hacer todo lo quieran y cuando quieran.

Deben asumir ciertas responsabilidades y tareas de acuerdo a su edad. Los padres no pueden asumir las obligaciones propias de los hijos.

Hay que abandonar las preguntas constantes y el control exhaustivo. Una preocupación excesiva por su salud, bienestar o sentimientos puede causar inseguridad y miedo o sentimientos de rechazo entre los menores.

Es importante fomentar su sociabilidad con otros niños para que aprendan a relacionarse y a respetar las normas de convivencia. Además, que realicen actividades fuera del entorno paterno fomentará su autonomía y a conocer nuevas perspectivas.

Hay que proporcionarles ayuda en caso de que tengan un problema pero siempre dejando que lo resuelvan ellos mismos.

Hay que otorgarles cierta libertad y flexibilidad a la hora de tomar decisiones siempre acordes a su madurez.

Se deben escuchar sus sentimientos o preocupaciones pero sin exagerar la compasión o el consuelo pues esto solo fomentará que los niños consideren que el problema es más grave de lo que en realidad es.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies