Insomnio en la menopausia: ¿cuándo, cómo y por qué aparece?

  • 5 min de lectura

La menopausia o cese fisiológico de la función ovárica es una época de cambios, una transición en la que la mujer puede experimentar diversos síntomas fisiológicos y emocionales, y como consecuencia sufrir algún tipo de trastorno del sueño, como es el insomio.

Estos pueden darse en cualquiera de las fases de la menopausia, aunque su prevalencia aumenta progresivamente a medida que nos acercamos a la postmenopausia.

Entre las diferentes alteraciones del sueño que pueden aparecer durante la menopausia destaca el insomnio. De esta alteración del sueño hablaremos a continuación, para comprender cuándo, cómo y por qué aparece en esta etapa de cambios del ciclo vital de la mujer.

New call-to-action New call-to-action

El insomnio como síntoma en la menopausia

El insomnio es un trastorno del sueño que causa dificultad o incapacidad para conciliar el sueño o para permanecer dormido. 

Como consecuencia, se produce una disminución involuntaria de las horas totales de sueño, algo que puede tener repercusiones físicas y emocionales en la persona que lo padece.

El insomnio no es exclusivo de la menopausia ni mucho menos, pero sí constituye un síntoma importante en esta etapa de la vida de la mujer. De hecho, es uno de los síntomas más frecuentes, así como el más recurrente de los trastornos del sueño que pueden aparecer asociados a la menopausia.

Aunque se puede presentar desde la premenopausia, el insomnio aparece, sobre todo, durante la perimenopausia y la menopausia. Estas fases se corresponden con el descenso en la producción de determinadas hormonas (estrógenos y progesterona) y el cese de los ciclos menstruales.

Es decir, son periodos de importantes cambios a nivel hormonal que darán lugar a una sintomatología que, como veremos, contribuye a la aparición de insomnio.

insomnio menopausia síntoma

Como ocurre con otros síntomas de la menopausia, no todas las mujeres experimentan el insomnio de la misma manera ni con la misma intensidad.

De hecho, una misma mujer puede sufrir insomnio en algunas etapas de la menopausia y en otras no, o padecer distintas formas de insomnio a lo largo del proceso.

Así, durante la menopausia el insomnio se puede manifestar como:

  • Insomnio de conciliación: cuando resulta complicado dormirse al inicio, pudiendo pasar horas antes de conseguir conciliar el sueño.
  • Insomnio de mantenimiento: cuando se producen despertares frecuentes durante la noche, interrumpiendo el sueño y, en muchos casos, teniendo problemas para retomarlo de nuevo.
  • Insomnio terminal: cuando tiene lugar un despertar precoz, haciendo que las horas totales de sueño sean insuficientes.

Además de la incapacidad o dificultad para dormir, la calidad del sueño también puede verse afectada, en cuyo caso las horas de sueño no resultan reparadoras

La mala calidad del sueño y la cantidad insuficiente de horas de descanso debido al insomnio en la menopausia, produce un cansancio que puede llegar a afectar la calidad de vida de las mujeres que lo padecen.

La somnolencia diurna y la disminución de la capacidad de concentración y memoria; así como las alteraciones emocionales que inducen, por ejemplo, una mayor irritabilidad, son algunas de las consecuencias de sufrir insomnio durante la menopausia.

Banner producto DONNAplus cuadrado Banner producto DONNAplus horizontal

¿Por qué aparece insomnio en la menopausia?

Los síntomas vasomotores y los factores emocionales son los principales causantes de insomnio durante la menopausia.

Los síntomas vasomotores se manifiestan a través de los sofocos, una sensación súbita de calor que experimentan muchas mujeres en la transición hacia la menopausia. De hecho, constituyen uno de los síntomas más conocidos y más comunes de esta etapa. 

Los sofocos suelen sentirse en la mitad superior del cuerpo y están relacionados con la disminución de los niveles de estrógenos y su acción sobre la capacidad del cuerpo de la mujer para controlar los cambios de temperatura.

Además de constituir un síntoma en sí mismos, los sofocos favorecen la aparición del insomnio durante la menopausia porque interrumpen el sueño. 

La sensación repentina de calor intenso, muchas veces acompañada de sudoración abundante y palpitaciones, ocasiona despertares nocturnos frecuentes e impide un descanso apropiado.

insomnio menopausia porque

Por otro lado, el agobio causado por los calores nocturnos puede generar ansiedad a muchas mujeres, contribuyendo a la aparición de insomnio o agudizando los problemas para dormir provocados por los propios sofocos.

Y es que la ansiedad, el estrés y otros factores emocionales asociados a la menopausia también afectan a la capacidad de conciliar el sueño y a la calidad de este.

Estos estados emocionales pueden darse como consecuencia de los cambios hormonales que se experimentan durante la menopausia, debido al nerviosismo y el malestar que ocasionan síntomas como los mencionados sofocos, o por la carga emocional que le supone a muchas mujeres adentrarse en esta nueva etapa de la vida.

Entender y lidiar con el insomnio en la menopausia

Comprender la menopausia y los síntomas asociados a ella nos puede ayudar a llevar mejor esta etapa de cambios.

Lidiar con el insomnio no es sencillo, pero si entendemos a qué se debe podremos llevarlo mejor y prevenir que el problema se agrave.

Evitar las comidas copiosas, el consumo de café o alcohol y la ingesta de alimentos picantes que puedan agudizar los sofocos, así como realizar ejercicio físico, son cosas que pueden ayudarnos a dormir mejor.

Además, existen complementos alimenticios que también nos pueden ser de ayuda para relajarnos, conciliar el sueño y reducir el cansancio que causa el insomnio durante la menopausia.

Comunicarle a nuestro entorno próximo que estamos atravesando por una etapa tan importante como la menopausia también podría ser útil.

Si padecemos insomnio es probable que durante el día estemos más irritables o que, debido a la falta de descanso, a veces seamos un poco menos eficientes desempeñando determinadas tareas. 

Esto puede favorecer que surjan roces, discusiones o crisis, por ejemplo, en el entorno familiar.

Hacerle saber a nuestra familia que nos encontramos en la transición hacia la menopausia y que estamos experimentando síntomas que nos agotan física y emocionalmente, puede ayudarles a entender mejor esta etapa.

Así reduciremos la ocurrencia de situaciones adicionales que nos causen más ansiedad o estrés y empeoren el insomnio asociado a la menopausia.

¿Estás lidiando con el insomnio en la menopausia? Esperamos haberte ayudado a comprender que se trata de un síntoma común en esta etapa y que esta información te sea útil para afrontarlo de la mejor manera posible.

 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies