Consejos para seguir en forma este verano

  • 26 de Agosto del 2020
  • 4 min de lectura

Durante el año, en tu día a día, ya tienes integrado en tu rutina algo de tiempo para hacer deporte, pero cuando llega el verano y el calor, a veces te cuesta mantener esa rutina porque no te apetece tanto, viajas, cambias los horarios y al final acabas desconectando. Si quieres seguir en forma estos meses de calor, continúa leyendo porque te damos algunos consejos para mantener una vida activa. 
 

Publicidad Banner producto Colnatur cuadrado Banner producto Colnatur cuadrado
  • 1. Crea rutinas veraniegas

Puede que en tu rutina diaria tuvieras medido con precisión el tiempo que dedicabas a cada cosa, pero en verano, y especialmente en vacaciones, los horarios y las circunstancias cambian, por lo que hay que reajustar los tiempos

Nuestro consejo es que analices detenidamente cómo son tus días en verano y de qué tiempo dispones, ya que, al no haber colegio, es posible que tus horarios ahora dependan más del resto de la familia y de las actividades programadas. 

Si te es muy complicado encontrar un momento para hacer ejercicio durante el día, una buena solución es levantarte más temprano para empezar la jornada con una buena ración de deporte al aire libre

Hombre corriendo al atardecer en la playa

  • 2. Prueba nuevas actividades

Es posible que estés fuera de casa, lejos del parque por el que te gusta correr o el gimnasio al que vas normalmente, pero eso no significa que no puedas mantenerte en forma. Investiga si en tu destino de vacaciones hay paseos o arboledas en las que puedas salir a correr o entrenar

Es el momento de probar cosas nuevas, cosas que nunca has hecho, así que aprovecha esta readaptación de tu rutina deportiva y anímate a hacer yoga en la playa o comprobar qué tal sienta una caminata al atardecer. También puedes averiguar si en tu zona hay algún centro deportivo en el que hagan actividades que nunca has practicado y que siempre has querido hacer como kayak, paddle surf, surf o kitesurf. Además de enfrentarte a un nuevo reto y salir de tu zona de confort, seguirás activa/o que es lo que quieres.

Publicidad Banner producto Vitamin D horizontal
  • 3. Muévete con acciones cotidianas

Cada día realizas un montón de actividades cotidianas que implican movimiento y si las potencias, puedes ejercitarte todavía más. Hablamos de cosas tan fáciles como olvidar el ascensor y subir y bajar siempre por las escaleras, dejar el coche aparcado y hacer los recados caminando a buen ritmo. 

Si pasas buena parte de tu día en la playa o en la piscina con la familia, no estés todo el rato tumbada/o, mantente de pie, camina por la orilla, y aprovecha todos los momentos que tengas para nadar o bucear un poco. 

  • 4. Cuida tu alimentación

Sabemos que en vacaciones no siempre es fácil mantener una dieta equilibrada. En verano se multiplican los planes con familia y amigos y hay muchos eventos fuera de casa en los que no puedes controlar tanto lo que comes. 

Nuestra recomendación es que disfrutes de estos encuentros y de todos tus planes veraniegos, pero que sepas equilibrar y compensar los excesos de esos días llevando una dieta más sana y ligera los días tranquilos en los que no tienes salidas o eventos programados para dar una tregua al cuerpo. 

  • 5. No olvides protegerte del sol

Para hacer cualquier actividad al aire libre, aunque sea dar un simple paseo y el día parezca nublado, debes proteger tu piel de los efectos nocivos de las radiaciones solares usando cremas solares con un factor de protección alto. 

Recuerda aplicar la crema unos 20 minutos antes de salir y repetir la aplicación cada vez que te bañes si estás en la playa o en la piscina. 

Si practicas deportes acuáticos en el mar, usa gorras o sombreros que te resguarden y gafas de sol específicas con el filtro adecuado que protejan tus ojos del viento, del sol y de los reflejos de éste en el agua del mar. 

Pareja navegando en kayak por el mar

  • 6. Hidrátate

Si la hidratación es fundamental en verano con las altas temperaturas, todavía más si realizas cualquier actividad física. Lleva siempre contigo una botella de agua, preferiblemente térmica, para que el agua se conserve a buena temperatura. Si sales a caminar, investiga antes si por el recorrido hay fuentes de agua potable para beber y/o rellenar tu botella si fuera necesario. 

Para no sufrir golpes de calor o lipotimias, es mejor que hagas ejercicios a primera hora de la mañana o al final del día, evitando las horas centrales en las que el sol es más potente y las temperaturas más elevadas. 

 

El verano y las vacaciones no son excusa para dejar de cuidarte y estar en forma, pues como ves, simplemente tienes que adaptarte un poco a esta época del año, y también aprovechar para probar nuevas actividades.

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies