Cómo detectar y tratar la infección de orina en bebés y niños

  • 13 de Mayo del 2019
  • 5 min de lectura

La infección de orina en bebés y niños suele ser más frecuente de lo que nos imaginamos. Sus síntomas pueden pasar desapercibidos, especialmente en niños menores de 2 años, por ello hay que prestar atención para detectarla. Te contamos todo lo que debes saber sobre la infección de orina.

 

¿Qué es una infección de orina?

Una infección de orina es una inflamación de alguna de las partes del sistema urinario, y suele comenzar con una inflamación de vejiga, conocida como cistitis. Si la cistitis no se trata a tiempo, podría llegar en los casos más graves a derivar en una inflamación de los riñones, cuyo nombre técnico es pelonefritis, y que por suerte no suele ser habitual.

 

¿Cuáles son las causas de la infección de orina en bebés y niños?

Se produce infección de orina cuando las bacterias que normalmente se encuentran en la vagina o cerca del ano, llegan a la vejiga o los riñones. A continuación, te detallamos las posibles causas por las que esto puede suceder: 

  • Después de ir al baño, limpiarse de atrás hacia delante, especialmente en el caso de las niñas. 
  • Reflujo urinario, que se da cuando la orina que ya había bajado a la vejiga regresa al riñón. Suele aparecer en los primeros días de vida.
  • Fimosis, en el caso de los niños, que puede provocar un cúmulo de bacterias en la zona del prepucio.
  • Inmadurez de esfínteres, o no orinar con la frecuencia adecuada.

 

Cómo detectarla: Síntomas de la infección de orina en bebés y niños

Para detectar si tu bebé pudiera tener una infección de orina, es importante prestar a atención a su orina, ya que suele cambiar a un color más oscuro, adquiriendo un aspecto más turbio, y su olor suele ser más fuerte de lo habitual. En caso más extremos, se podría llegar hasta encontrar presencia de sangre en la misma. Ante este caso, lo más recomendable es que acudas al pediatra.

Otros de los síntomas que pueden presentar estos pequeños son la falta de apetito, irritabilidad, un estado de falta de energía, estando como aletargados, y fiebre.

En niños más mayores, sienten una necesidad de orinar con más frecuencia y sensación de escozor o ardor al hacerlo, que suele transmitirse con un llanto o queja. Además, de presentar Incontinencia urinaria.

 

¿Cómo se diagnostica?

La clave para realizar un diagnóstico es el análisis de una muestra de orina del pequeño. Si se trata de un niño de más edad que ya controla sus esfínteres, puede orinar directamente en un vaso de recolección de orina como se hace en el caso de los adultos. Si se trata de un bebé o un niño menor de 3 años, se utilizan otras técnicas para conseguir la muestra.

 

Tratamiento de la infección de orina en bebés y niños

La forma de combatir una infección de orina es a través de un tratamiento con antibióticos. Estos han de ser prescritos por el pediatra y la dosis vendrá determinada por el peso del pequeño. Es muy importante que cumplas de manera rigurosa con el tratamiento durante el tiempo indicado por el médico, ya que si dejas de darle antes de lo pautado el antibiótico, la infección podría volver y además la bacteria podría hacerse resistente a la medicación, pudiendo dificultar otros tratamientos en el futuro.

 

¿Cómo se puede prevenir?

Hay una serie de “buenos hábitos” que puedes realizar para reducir o evitar el riesgo de que tu hij@ tenga infección de orina:

  1. Realiza cambios frecuentes de pañal junto a una buena higiene genital. Recuerda limpiarle siempre de delante hacia a atrás y no al revés, para evitar arrastrar bacterias hasta la apertura desde la que sale la orina, especialmente en caso de niñas. 
  2. Mantener la zona genital lo más seca posible.
  3. Si el niño ya no lleva pañal, hay que animarle a que vaya con más frecuencia al baño y explicarle que no debe retener la orina. En estos casos, enseñarle también a limpiarse correctamente.
  4. Ponle ropa interior de algodón, cuanto más natural mejor, y que no le presione en la zona genital. 

Ahora que ya sabes todo lo necesario sobre las infecciones de orina en bebés y niños, ¿crees que la detectarías a tiempo? ¿tu bebé ya ha pasado por una? ¡Cuéntanos!

 

 

Fuentes:

 

 

 

 

 

 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies