Diferencias entre parto eutócico o distócico

  • 10 de Febrero del 2021
  • 4 min de lectura

Es posible que al hablar sobre el parto hayas escuchado a menudo los términos eutócico o distócico. Estos nombres no son más que la forma médica de referirse a un parto con o sin complicaciones. Y para que tengas toda la información sobre ellos, en este artículo te contamos cuáles son las principales diferencias entre un parto eutócico y uno distócico y qué consideraciones debes tener en cuenta en cada caso.

¿Qué es un parto eutócico?

Madre y bebé después de un parto eutócico

Por definición, un parto eutócico es aquel que transcurre sin complicaciones y sin necesidad de intervención médica ni de instrumentos como fórceps, ventosas o espátulas. Es decir, se trata de un parto por vía vaginal, en el que el bebé está colocado en posición cefálica, y que comienza de manera espontánea al terminar la gestación, entre la semana 37 y la 41. Si lo deseas, aquí puedes obtener más información sobre la semana más probable de parto y usar nuestra calculadora para saber la fecha probable de parto.

Un parto eutócico puede ser natural o con anestesia epidural, en función de la decisión que la madre haya tomado previamente, y la intervención médica únicamente se limita a asistir a la embarazada y a controlar el proceso para prevenir y detectar cualquier complicación y actuar en consecuencia. Siempre hay que tener en cuenta que, aunque el parto se esté desarrollando como un parto eutócico, en cualquier momento puede surgir alguna desviación que obligue a la intervención médica, aunque esto no sea lo habitual.

Publicidad New call-to-action New call-to-action

El parto distócico 

Definición

Un parto distócico es aquel en el que se da alguna situación o complicación que requiere de intervención médica, mediante maniobras o cirugía, así como del uso de instrumentos por parte del personal médico para que el alumbramiento se produzca sin riesgos.

Bebé recién nacido tras un parto distócico

Tipos de distocias

Las distocias son dificultades durante el momento de dar a luz que pueden producirse en las distintas fases del parto y tener un origen fetal, materno o de los anexos fetales. A continuación, te explicamos cada una de ellas:

  1. Distocias maternas: pueden ser de tipo mecánico, es decir, que la posición de los huesos de la pelvis o el canal de parto dificulte la salida del bebé; o de tipo dinámico, es decir, que tienen que ver con algún trastorno en la intensidad o la frecuencia de las contracciones (que sean débiles o demasiado fuertes, que se interrumpan, que no sean efectivas…).
  2. Distocias fetales: generalmente hacen referencia a la posición del bebé durante el parto, que puede estar de nalgas, de pie o en posición transversal. En estos casos, es posible que sea necesario practicar una cesárea, sobre todo en el último supuesto. Otras distocias asociadas al feto pueden producirse por tamaño demasiado grande del mismo, por malformaciones, etc. Según la problemática, el médico valorará cuál es la mejor solución.
  3. Distocias de los anexos: son aquellas que tienen que ver con la placenta, el cordón umbilical o el líquido amniótico. Hablamos de distocias de los anexos cuando, por ejemplo, el cordón umbilical se enrolla alrededor del cuello del bebé, la placenta se adhiere al útero o el líquido amniótico entra en el torrente sanguíneo.

La manera de resolver las problemáticas durante el parto serán distintas según la naturaleza de las distocias y el momento en el que se produzcan (fase de dilatación, de expulsión o de alumbramiento). En algunos casos, puede ser suficiente con ofrecer un descanso a la madre o hacer algunos ejercicios para remitir el dolor. En otros, si el parto se está alargando en exceso, puede que se deba administrar oxitocina para activar el útero e inducir el parto, o incluso realizar una cesárea o emplear instrumentos como fórceps o ventosas. Pero en cualquiera de todas las situaciones, lo prioritario será el bienestar y la seguridad tanto de la madre como del bebé.

Si tienes más dudas y quieres conocer cómo será la evolución de tu embarazo y del bebé durante la gestación y sus primeros años de vida, puedes suscribirte a nuestra guía del embarazo para recibir información detallada y personalizada cada semana.

Publicidad Banner producto Imunoglukan p4H cuadrado Banner producto Imunoglukan p4H horizontal

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies