Así debes cuidarte en el embarazo

  • 15 de Febrero del 2020
  • 5 min de lectura

El embarazo es una época de cambios en la que el cuerpo necesita una serie de cuidados. Conocer qué necesita tu organismo durante la gestación, te ayudará a ser consciente de la importancia que tiene cuidar de ti y de tu bebé mientras crece en tu interior, por eso en este post queremos contarte cómo puedes hacerlo. 

Publicidad Banner gamma DONNAplus Maternidad cuadrado Banner gamma DONNAplus Maternidad horizontal

Cuidando tu alimentación

A continuación, te damos las principales pautas para que te alimentes de manera correcta en el embarazo, para no aumentar excesivamente de peso, y para garantizar que tanto tú como el bebé recibís los nutrientes necesarios: 

  • Tu dieta debe ser variada y equilibrada
  • Aumenta en tu menú la presencia de alimentos ricos en hierro como la carne roja, el hígado, los frutos secos o las lentejas. 
  • Come más alimentos ricos en ácido fólico, como las verduras de hoja verde, en yodo, como los pescados, y en calcio, como los lácteos. 
  • Incorpora a tus platos más proteína: carne, pescado y huevos. 
  • Come verduras, fruta, legumbres, arroz y pan integral
  • No olvides mantenerte bien hidratada bebiendo entre 1 litro y 1 litro y medio de agua al día. 
  • Distribuye los alimentos en varias comidas ligeras al día en vez de hacer menos comidas y más copiosas. 
  • Evita comer pescado o carne cruda o curada, especialmente si no has pasado la toxoplasmosis. Si has de comer este tipo de alimentos, puedes congelarlos previamente. 
  • Opta por cocciones saludables como cocinar al vapor o a la plancha. 
  • Evita los precocinados, los fritos, y en general, los alimentos muy grasos. 
  • Lava muy bien las frutas y las verduras que vayas a tomar. 
  • Evita los alimentos con alto contenido en azúcar como pasteles, dulces y bollería industrial.
  • Aumenta la ingesta de fibra.
  • Mantén horarios de comidas regulares

Mujer embarazada comiendo ensalada

Cuidando tu higiene personal

Es importante mantener una correcta higiene, ya que puedes experimentar cambios en la sudoración y el flujo vaginal:

  • Utiliza jabones neutros y suaves.
  • Hidrata tu piel, especialmente en las zonas que más se van a estirar como el pecho, el abdomen y los muslos. Si lo ves necesario, para estas áreas puedes usar cremas específicas para la prevención de estrías. 
  • Ayuda a tu circulación de tus piernas alternando la temperatura del agua en la ducha y acabando siempre con agua fría. 
  • Cepíllate los dientes tras cada comida. 
  • En cuanto a higiene íntima; lávate los genitales externos solo con agua. En el embarazo no están recomendados los lavados vaginales, ya que pueden alterar el pH y favorecer las infecciones. 
  • Usa ropa interior de algodón
Publicidad Calculadora de la Fecha Probable de Parto Calculadora de la Fecha Probable de Parto

Cuidando tu postura

Con el crecimiento del útero, el cuerpo desplaza su centro de gravedad, alterando el equilibrio. Para compensarlo, se suelen adoptar posturas incorrectas que pueden acabar provocando molestias físicas. Para evitarlo sigue las siguientes recomendaciones: 

  • Intenta no estar demasiado tiempo de pie o sin moverte.

  • Evita arquear la espalda

  • Cuando estés sentada, apoya la espalda en el respaldo, utilizando cojines si lo necesitas. 
  • Si necesitas agacharte, hazlo flexionando las rodillas, nunca doblando la espalda. 

Cuidando tu descanso

Muchas mujeres sufren insomnio en el embarazo, y en general, dormir y tener un descanso de calidad, se complica a medida que avanzan los meses, pero quizá estos consejos puedan ayudarte a sobrellevarlo mejor: 

  • Mantén un horario regular a la hora de irte a la cama y levantarte por la mañana. 
  • Lo ideal es que duermas 8 horas, y si lo necesitas, realizar también pequeños descansos a lo largo de la jornada
  • La mejor postura es sobre el lado izquierdo, con las rodillas dobladas, y si es posible, especialmente al final del embarazo, colocando una almohada entre las piernas. 
  • Evita dormir bocarriba, sobre todo cuando el vientre ya sea muy prominente, pues además de provocarte mareos, podría reducir la llegada de oxígeno al bebé. 

Mujer embarazada descansando

  • Si lo necesitas, utiliza más cojines para dormir un poco más incorporada

Cuidando tu cuerpo

Siempre y cuando tengas el permiso de tu ginecólogo, es bueno que te mantengas activa caminando o realizando ejercicio moderado. Aquí tienes algunos consejos para que lo hagas de manera segura y saludable: 

  • Escucha siempre a tu cuerpo y para antes de sentirte fatigada. Sé realista a la hora de hacer ejercicio durante el embarazo y sigue tu ritmo sin forzar demasiado. 
  • Ten siempre cerca una botella de agua para mantenerte hidratada
  • Utiliza ropa cómoda, que no te presione el abdomen, y que sea transpirable. Del mismo modo, opta por un calzado cómodo y adecuado a la actividad que vas a realizar. 

Cuidando tu sexualidad

Estar embarazada no tiene por qué influir en las relaciones de la pareja. Sin embargo, cada mujer vive el embarazo de manera diferente, y las relaciones, deben adaptarse a lo que quieras y necesites. Estas son algunas recomendaciones: 

  • Si el embarazo avanza con normalidad y no existe ninguna contraindicación, las relaciones sexuales pueden darse con total normalidad hasta el final de la gestación. 
  • Adopta las posturas que te resulten más cómodas según vayan pasando los meses y el vientre crezca. 
  • Si el ginecólogo indica que hay amenaza de aborto, hemorragia o riesgo de parto prematuro, se debe evitar el coito

Otras recomendaciones importantes

Además de todos los cuidados que te hemos indicado anteriormente, debes tener muy en cuenta los siguientes: 

  • Evita cualquier consumo de alcohol
  • Evita el consumo de tabaco.
  • Evita tomar drogas o cualquier tipo de sustancia. 
  • En cuanto a los medicamentos, no tomes nada que tu médico no te haya recetado, ya que muchos no son recomendables durante el embarazo. 
  • Evita exponerte a ningún tipo de radiación, también RX. 

Aunque pueden parecer muchas cosas, en realidad se tratan de cosas sencillas que puedes incorporar a tu rutina y a las que te acabarás acostumbrando. Piensa que el embarazo tiene una duración muy concreta, y que después, ya con tu bebé, podrás retomar el ritmo y hábitos de siempre. 

¿Te ha gustado este contenido?

Etapa vital

Referencias

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies