Séptima semana de vida del recién nacido

  • 6 min de lectura

En este artículo…

La séptima semana de vida de tu bebé es una de las más intensas. Tendrás la sensación de que cada día está un poquito más grande y más espabilado… ¡Y no te faltará razón! Acompáñanos a ver qué os deparan estos siete días.

¿Cómo crece tu bebé?

Ya habrás notado que tu peque no crece de forma constante: de repente pega un estironcito y, luego, pasan varios días en los que se mantiene más o menos igual. Como ya te hemos comentado anteriormente, cada bebé crece a un ritmo diferente. A modo orientativo, tu bebé debería haber ganado entre 450 y 900 gramos durante su primer mes de vida, y su perímetro craneal debería haber aumentado unos 2 centímetros.

El pediatra se encargará de medir tanto la talla como el peso y el perímetro craneal, e irá trazando la curva de crecimiento de tu pequeño o pequeña. Ya verás que lo importante no es tanto cuánto crece o cuánto peso coge, sino que su desarrollo sea progresivo.

Habilidades y desarrollo  

¡Las capacidades motrices de tu bebé no paran de aumentar! Al cumplir siete semanas verás que no solo puede coger objetos, sino que ya es capaz de agarrarlos por sí mismo e, incluso, empieza a golpear las cosas que tiene a su alcance. En esta fase sería muy interesante que incorpores móviles al día a día de tu bebé y, también, juguetes para el cochecito: así estimularás este comportamiento y mantendrás a tu peque entretenido.

Si tu bebé todavía no ha esbozado su primera sonrisa social, mantente al tanto: ¡estará al caer! Si ya pasó este momento, verás que va asimilando que, si te sonríe, tú le sonríes de vuelta. ¡Así que prepárate para todo un aluvión de sonrisas! Tu peque empezará a sonreír a todo el mundo.

A nivel cognitivo, puede que notes que está más calmado o calmada y que observa más su entorno. Es totalmente normal: a medida que su cerebro crece, el bebé es capaz de observar a su alrededor para adquirir cada vez más y más información. Además, ya puede seguir objetos y personas en movimiento con más facilidad, por lo que la curiosidad le mantiene mucho más atento o atenta a todo lo que sucede.

Si notas que tu bebé no sigue objetos ni gira la cabeza o no la levanta, puedes ayudarle a fortalecer la musculatura del cuello con una serie de sencillos ejercicios. También estaría bien que agendes una visita con tu pediatra para hacerle un pequeño chequeo. Cada peque crece a su ritmo, pero nadie mejor que un experto podrá resolverte las pequeñas dudas que te vayan surgiendo.

Un día cualquiera...

Un bebé de mes y medio empieza a tener una rutina algo más establecida. Poco a poco se va acostumbrando a pasar más rato despierto durante el día, ¡porque es cuando pasa todo lo interesante! El cerebro de un bebé de siete semanas absorbe enormes cantidades de información

En su día a día no puede faltar el juego, las canciones y, por supuesto, pasar mucho rato  contigo y también le encantará salir a la calle y empezar a descubrir el mundo. Asegúrate de que sigues las instrucciones del fabricante y utilizas el cochecito de forma adecuada para evitar incidentes. Lee bien toda la información sobre el montaje y sobre las sujeciones de seguridad para que tu bebé no pueda lastimarse mientras paseáis.

Tu peque quizá siga sin dormir toda la noche del tirón, pero es probable que ya se despierte solo una vez o dos y que realice algunas siestas cortas durante el día. Sigue con la misma rutina para antes de dormir, ya que ahora que es un poco más mayor será cuando realmente empiece a asociar acciones con hechos concretos.

New call-to-action New call-to-action

Cuidados básicos

Es verdad que no debes dejar que tu bebé duerma boca abajo para evitar que pueda asfixiarse, ya que todavía no sabe darse la vuelta; pero también es importante que el peque pase tiempo en esta posición (boca abajo) para ayudar a fortalecer la musculatura del cuello. De esta manera, podrá sostener mejor la cabeza e irá tonificando los músculos para fases posteriores de su desarrollo, como el gateo. Para incorporar estos ratos a vuestra rutina diaria, puedes:

  • Colocar a tu bebé boca abajo en el suelo o sobre una manta.

  • ponerle boca abajo apoyado en la almohada de lactancia.

  • dejarle sobre el sofá u otra superficie, no tiene por qué ser el suelo.

Empieza por ratitos cortos de pocos minutos y, de forma progresiva, ve aumentando el tiempo que tu bebé pasa boca abajo hasta los 15 o 20 minutos, repartidos a lo largo del día. 

Alimentación

En estas semanas tu bebé quizá desarrolla gases que le provocan malestar, pero que no debes confundir con los cólicos. Las causas de estos gases pueden ser diversas: si tu peque toma leche de fórmula prueba a cambiar de variedad hasta que des con una cuya composición le siente mejor. 

Tu hijo también puede tener gases porque traga demasiado aire al comer o porque no es capaz de expulsar el gas que se genera durante la digestión. Existen diferentes maneras de ayudarle a aliviar estas molestias y a prevenir que los gases vuelvan a aparecer.

Sueño

El punto crítico de agitación nocturna de los bebés se da entre la quinta y la sexta semana de vida. Así que: ¡enhorabuena! A partir de la séptima semana, tu peque empezará a daros más tregua durante las noches. Todavía no podréis dormir toda la noche del tirón, pero tu bebé se despertará bastante menos.

Y mucho más importante: al caer la tarde estará menos irritado o irritada, lo que se suele traducir en que es más fácil dormir a un peque de siete semanas porque, cuando llega la noche, no está tan agotado como en semanas anteriores. Aun así, mantén su rutina de sueño lo más estable posible, porque así te asegurarás de que vuestras noches son mucho más calmadas.

Esta semana los padres...

Ahora que vuestros bebé empieza a ser (un poquito) más mayor, podéis empezar a retomar pequeños momentos para vosotros. Recuperad algunos hobbies, salid a pasear o quedad con amigos o amigas: tener un bebé no significa que debáis dejar de lado vuestra vida personal. 

Del mismo modo, puede que ahora que ya ha pasado un mes y medio empecéis a notar que todo el mundo os da consejos sobre lo que deberías hacer y lo que no con tu bebé; además, quizá empecéis a sentiros un poco saturados con las visitas para conocer al peque. Es normal, pero si sentís que en algún momento se invade demasiado vuestro espacio, comentadlo: ¡os sentiréis mucho mejor!

Banner Blemil 2 Optimum ProTech Blemil 2 Optimum ProTech

Tu entorno

A medida que el bebé crece, van saliendo nuevos temas en los que como pareja, familia o amigo puedes colaborar. Repartir responsabilidades, echar una mano cuidando un rato al bebé para que los padres puedan tener un ratito para ellos… A veces, ¡el mejor apoyo es que la otra persona sepa que estarás ahí si te necesita!

Puntos clave

  • Tu bebé dejará de estar tan irritable por la tarde porque no se cansará tanto de los estímulos del día a día.

  • Se dormirá con más facilidad y lo hará más horas durante la noche.

  • Aprende a golpear objetos y los puede sostener por sí mismo.

  • Como padres podéis empezar a recuperar pequeños espacios del día para vosotros, o para compartir con amigos o familia.

Nuevos cereales Blevit plus Bibe Nuevos cereales Blevit plus Bibe

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies