Quinto mes de vida de tu bebé

  • 7 min de lectura

En este artículo…

Este mes es un momento de transición importante para tu bebé, ya que a lo largo del sexto mes se empiezan a producir fascinantes cambios en su desarrollo tanto físico como psicológico. ¿Quieres saber qué os espera en los próximos 30 días? ¡Pues vamos a verlo!

¿Cómo crece tu bebé?

En apenas 4 meses tu peque habrá doblado, prácticamente, el peso con el que nació. Sin embargo, a partir del quinto mes de vida entrará en una fase de crecimiento más lento y verás que coge peso más poco a poco. 

Habilidades y desarrollo

Un bebé de 5 meses sigue consolidando todo lo que ha aprendido a lo largo de su corta (¡pero intensa!) vida. A estas alturas es más que probable que entienda que cuando no ve algo o a alguien no significa que haya desaparecido (lo que se conoce como permanencia del objeto) sino que sigue estado ahí: y esto se traduce en que, muchas veces, empezará a llorar si te vas de la habitación, por ejemplo. 

En su quinto mes de vida tu bebé cada vez tendrá más interés por las relaciones sociales y por aprender nuevas formas de comunicarse: verás que empieza a imitar expresiones faciales y a reírse ante gestos y muecas.

Así como su cerebro sigue desarrollándose, también lo hace su cuerpo. Tu peque ya podría empezar a sentarse por su cuenta, a medida que sus músculos van ganando fuerza. Cada vez le es más fácil y divertido jugar con sus juguetes y verás que hace grandes esfuerzos por intentar alcanzar todo aquello que le llama la atención.

Todas estas capacidades irán apareciendo poco a poco y consolidándose a lo largo de las próximas semanas, así que no te preocupes si tu bebé todavía no ha empezado a hacer alguna de ellas. A estas alturas, lo que debería llamarte la atención es que siga sin mantener la cabeza erguida, que no siga objetos o personas con la vista o que todavía no pueda llevarse las manos a la boca: si es así, agenda una consulta con tu pediatra para hacer un chequeo a tu peque.

Un día cualquiera...

Las habilidades motrices de tu bebé siguen mejorando y mejorando. Ahora ya es capaz de hacer acciones múltiples y coordinadas: por ejemplo, puede reír o balbucear mientras señala un objeto y se estira para cogerlo. Durante las mañanas tu bebé estará mucho más risueño y activo que durante el resto del día, así que aprovéchalas para jugar siempre que tu día a día te lo permita.

Los mejores juguetes para un bebé de cinco meses son aquellos que estimulan su capacidad de razonamiento y le ayudan a potenciar la coordinación visual-manual. Los móviles o los juguetes con espejos son perfectos en esta etapa. Los segundos, especialmente, también le ayudarán a establecer relaciones: podéis jugar a miraros en el espejo, a esconderos, a señalar partes del cuerpo…

Además de jugar cada vez más tiempo, tu bebé disfrutará de al menos dos siestas de hora u hora y media diarias, que le ayudarán a reponer fuerzas. Durante la noche ya será capaz de dormir entre 8 y 9 horas seguidas, ¡y seguro que tú lo agradeces!

New call-to-action New call-to-action

Cuidados básicos

La atención que requiere un bebé de esta edad seguirá siendo muy parecida a los cuidados que necesitaba en su tercer y cuarto mes de vida. Lo más interesante de esta etapa es que podéis probar un montón de juegos y actividades que le mantendrán entretenido y mentalmente activo.

Entre los cinco y los seis meses de edad muchas familias tienen la necesidad de dejar a sus pequeños en una guardería. Existen muchas opciones si por tus circunstancias personales no puedes cuidar a tu bebé durante el día: elige aquella que mejor se adapte mejor a vosotros y a vuestras necesidades.  

Pese a que ha crecido mucho en los últimos meses, el cerebro de tu peque aún se está desarrollando. A última hora de la tarde puedes crearle un espacio de baja estimulación, con luz tenue y algo de música suave: así se relajará y su mente podrá descansar un poquito para aguantar hasta la noche sin estar sobresaturado de estímulos.

También es en este momento cuando la dentición empieza a hacer de las suyas: aunque los dientes no salen hasta los 6 meses, como mínimo, a partir de los 5 meses los dientes empiezan a formarse y a generar molestias en el bebé. Algunos síntomas de que esto está sucediendo son:

  • Tu peque está más irritable, sobre todo cuando llega la hora de comer.
  • Babea mucho más de lo habitual.
  • Tiene las comisuras de los labios irritadas.
  • Hace movimientos masticatorios con frecuencia.

Para ayudar al bebé a sobrellevar estas molestias es habitual ofrecerles un mordedor, que les ayuda a masajear la zona y a contrarrestar la sensación de dolor. Son especialmente habituales los que tienen agua dentro y se pueden congelar, ya que así, además, tienen un efecto antiinflamatorio. Sin embargo, no hay estudios científicos que demuestren que esto tiene realmente un efecto positivo sobre el malestar de los bebés. Así pues, tú decides si quieres probar y valorar si a tu bebé le calman o si, por el contrario, no le ayudan demasiado.

Alimentación

Si no lo has hecho todavía, puede ser un buen momento para empezar a introducir alimentos sólidos en la dieta de tu bebé. Ahora su sistema digestivo prácticamente ha madurado del todo y su cuerpecito ya puede asimilar alimentos triturados que sean fáciles de digerir.

Puedes hacer en casa los purés de frutas y verduras para tu peque comprando alimentos frescos: esta opción puede ser más ventajosa a nivel económico, pero te llevará algo más de tiempo de preparación. También puedes optar por comprar alimentos infantiles ya preparados.En el mercado existen multitud de papillas de cereales y de tarritos de todo tipo de sabores que puedes comprar fácilmente: no requieren apenas preparación y te ahorran algo de tiempo. 

Tanto si decides comprar papillas y tarritos como hacerlos en casa, es probable que al principio tu bebé no lo tenga muy claro: la forma de comer es muy diferente a tomar el pecho y quizá al principio le genere rechazo. Si es el caso, no te preocupes: sigue insistiendo y aplica algunas técnicas para salirte con la tuya:

  • Mantén siempre un tono de voz ameno y divertido, aunque la papilla esté volando por todas partes. Así tu bebé la asociará con una experiencia positiva.
  • Elige una cuchara para bebés que sea ergonómica y blanda para que le guste la textura.
  • No le fuerces a comer, ya que puedes conseguir el efecto contrario al que buscas.

Con estos y unos cuantos trucos más, seguro que al final consigues que tu bebé se interese por las papillas y le acaben encantando.

Sueño

En su quinto mes de vida tu bebé empezará a reducir gradualmente sus horas de sueño: de media, dormirá entre 11 y 14 horas al día, la mayoría de ellas durante la noche y algunas repartidas entre varias siestas. Muchos bebés de esta edad empiezan a girar para colocarse boca abajo, pero la mayoría no saben volver a ponerse boca arriba. Por este motivo, es muy importante que te asegures de que duerme en un entorno seguro. Por ejemplo, un saco para bebés que le impida girar mientras nadie le esté supervisando puede ser una excelente opción.

Este mes los padres...

A los cinco meses el bebé ya no necesita, muy probablemente, una toma nocturna. Si se despierta en mitad de la noche y pide el pecho seguramente se deba más a la costumbre que a la necesidad. Procurad evitar que use la lactancia como una forma para relajarse y dormirse: vuestro peque debe aprender, poco a poco, a conciliar el sueño por sí mismo.

Si esto sucede, ofrecedle alternativas como el chupete, que le ayuden a aprender a dormirse sin que tengáis que intervenir.

Nuevos cereales Blevit plus Bibe Nuevos cereales Blevit plus Bibe

Tu entorno

A partir de los 5 meses, la dieta del bebé ya puede empezar a ser algo más variada e incluir otros alimentos además de la leche materna. También es el momento en que muchas mamás empiezan a dejar la lactancia exclusiva y a hacer la transición al biberón. Se trata, sin duda, de un momento de decisiones importantes que se unen a un avance cada vez más rápido del desarrollo del peque.

En estos momentos, dar consejos a los padres está bien pero no perdáis de perspectiva el hecho de que cada familia es un mundo. ¡Intentad no sobresaturaros! Buscad apoyos en vuestras decisiones, incluso en aquellas en las que no acabéis de estar de acuerdo.

Puntos clave

  • Tu bebé puede empezar a experimentar algunas molestias derivadas de la aparición de los dientes.
  • Ya puede dormir entre 8 y 9 horas seguidas.
  • Es capaz de sentarse por su cuenta y de ponerse boca abajo.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies