Semana 2 de embarazo

  • 5 min de lectura

En este artículo…

Estás en... Primer trimestre
Te quedan: 38 semanas

La segunda semana del embarazo… ¡sigue sin ser exactamente una semana de embarazo! Recuerda que tu ginecólogo define las 40 semanas de embarazo a partir de tu última regla, pero el embarazo como tal se inicia en la semana 3, momento en el que se produce la ovulación. Por lo que, en esta segunda semana, es muy probable que todavía no te hayas quedado embarazada… ¡pero estés muy cerca de hacerlo! Veamos qué sucede en esta semana, ¿de acuerdo?  

Infografía guía del embarazo, semana 2

Esta semana tú…

Si estás planeando quedarte embarazada, es importante que tú y tu pareja mantengáis relaciones en el momento en que se produce la ovulación y hasta dos días antes, ya que es en este periodo de tiempo cuando tienes más probabilidades de que el óvulo sea fertilizado. Es verdad que el esperma sigue siendo fértil entre 48 y 72 horas después de la eyaculación, pero cuanto más cerca esté el momento de tu ovulación, mucho mejor.

La ovulación se produce, aproximadamente, 14 días después del último día de tu regla. En este momento, el ovario libera un óvulo que avanza hacia la trompa de Falopio: en caso de encontrarse allí con un espermatozoide, se producirá el embarazo.

Esta semana tu bebé…

Hacia finales de la segunda semana, el óvulo sale del ovario y se produce la fertilización en la trompa de Falopio. Después, el óvulo fecundado inicia su viaje hacia el útero, el cual alcanzará entre los 2 y 5 días siguientes. En el proceso, el óvulo pasa por distintas fases de segmentación en las que va subdividiéndose en cada vez más células. 

En esta fase del embarazo, tu bebé se denomina embrión y seguirá denominándose así hasta el final del primer trimestre, cuando podemos empezar a llamarle feto, y su aspecto empezará a parecerse cada vez más al del futuro bebé. 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Cuídate, cuídale

Conseguir un embarazo es el anhelo de muchas mujeres, pero a veces nos olvidamos de que quedarse embarazada requiere tiempo. Son muy pocas las mujeres que lo consiguen durante el primer mes en que se deciden a tener un hijo (apenas un 25%). Normalmente, una pareja sin problemas de fertilidad tarda alrededor de un año en conseguirlo.

Existen algunas buenas prácticas para facilitar el proceso: el primero y más importante, como ya te hemos comentado, es que procures mantener relaciones en los días próximos a tu ovulación, ya que así maximizarás las opciones de quedarte embarazada.

En previsión del momento en que el embarazo llegue, no está de más que consultes a tu ginecólogo o matrona sobre la necesidad de tomar suplementos de vitaminas y minerales: se trata, principalmente, de preparados muy ricos en:

  • Ácido fólico. Tener un buen nivel de ácido fólico ayuda a disminuir el riesgo de que tu bebé presente algún defecto en el tubo neural, como por ejemplo la espina bífida. Normalmente se recomienda tomar un suplemento de entre 400 y 800 microgramos diarios.
  • Hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos y fomenta el desarrollo del bebé. Un déficit de hierro provoca anemia, cansancio y baja resistencia a las infecciones.
  • Yodo. forma parte de las hormonas fabricadas por el tiroides y su déficit puede provocar retraso mental y bocio en el niño. El yodo se encuentra en alimentos marinos como el pescado, el marisco y las algas marinas. del sistema nervioso de tu bebé.
  • DHA. resulta clave para el buen desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso y visual del futuro bebé.

Te recomendamos que siempre consultes con tu médico antes de tomar ningún tipo de preparados a base de vitaminas y minerales, ya que de esta manera podrá confirmar que es el correcto y el que mejor se adapta a tus necesidades.

Lubricantes y embarazo

Por norma general, cuando una pareja busca un bebé suele aumentar el número de relaciones sexuales que mantiene. Y es totalmente lógico que aunque no lo utiliceis de forma habitual, empecéis a utilizar lubricante, incluso si no lo habíais hecho antes, para tener una ayuda extra durante vuestros encuentros. 

Sea cual sea tu caso, si quieres quedarte embarazada te recomendamos que no utilices un lubricante cualquiera. El motivo es sencillo: los lubricantes convencionales suelen influir en el pH del moco cervical, y los espermatozoides son muy sensibles a la acidez; además, suelen dificultar su movimiento, lo que hace más complicada la fecundación.

Si quieres utilizar lubricante mientras intentas quedarte embarazada, consulta con tu farmacia o con tu médico para que te recomienden un lubricante apto para la concepción.

En la consulta

Por ahora, ¡no es necesario que visites a tu médico! Hasta que no hayan pasado al menos 7 días desde la fecundación, tu cuerpo no empezará a producir la hormona del embarazo (hormona gonadotropina coriónica humana o hCG). Es esta hormona la que puede detectarse en los tests de embarazo, ya sea en orina o en sangre, y  también se relaciona con síntomas característicos para detectar un embarazo como son las náuseas.

Tu próxima visita

A partir del 12 día desde tu última regla, es buena idea que te realices un test de embarazo. Puedes optar por uno de los que puedes conseguir en cualquier farmacia hasta visitar a tu médico para que te realice una analítica. Sea como sea, si has planificado quedarte embarazada, el final de la segunda semana desde que tuviste el último periodo es un buen momento para visitar al médico y hacerte un buen chequeo general. ¿Qué mejor que empezar tu embarazo comprobando que todo está en orden?

Publicidad Banner producto Imunoglukan p4H cuadrado Banner producto Imunoglukan p4H horizontal

Tu entorno  

El estrés es uno de los principales enemigos del embarazo: puede que tu pareja esté algo agobiada por no conseguir vuestro objetivo, así que no está de más que le recuerdes que lo importante es disfrutar del proceso y no obsesionarse con la idea de concebir.

Solo si lleváis al menos un año intentándolo deberíais plantearos consultar con un centro especializado en fertilidad; si la mujer tiene más de 38 años, este periodo se reduce a unos 6 meses. A partir de este periodo de tiempo es cuando es plausible plantear la opción de que alguno de los dos tenga un problema de fertilidad que esté impidiendo que quede embarazada.

Puntos clave   

  • El embarazo se produce, normalmente, durante la segunda semana después del fin de la última menstruación.

  • Consulta con tu médico la posibilidad de empezar a tomar suplementos prenatales mientras buscas un embarazo.

  • Asegúrate de usar un lubricante apto para la concepción.

  • Una pareja sin problemas de fertilidad puede tardar hasta un año en conseguir el embarazo.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies