Semana 26 de embarazo

  • 6 min de lectura

En este artículo…

Estás en… Segundo trimestre
Te quedan: 14 semanas

¡Estás a un paso de terminar tu segundo trimestre de embarazo! En estos días notarás cómo cada vez se mueve más. ¡Y también cómo crece y crece! Vamos a ver qué momentos os esperan durante esta semana, ¿de acuerdo?

Infografía guía del embarazo, semana 26

Esta semana tú…

En estos días tu útero mide alrededor de 26 centímetros, y a partir de esta semana notarás cómo tu tripa empieza a crecer cada vez más: a razón de 1 centímetro semanal, más o menos. El motivo es sencillo: estás a las puertas del tercer trimestre y tu bebé está centrando sus esfuerzos en ganar peso y crecer todo lo posible. 

A medida que pasan los días tú también irás cogiendo peso, alrededor de 300 gramos a la semana. Como te hemos comentado en otras ocasiones, recuerda que no deberías ganar más de 10 kg en todo el embarazo, siempre dependiendo del índice de masa corporal (IMC) que tuvieras antes de quedarte embarazada. En este sentido, sigue las recomendaciones del ginecólogo y procura seguir una dieta sana y equilibrada. 

Uno de los síntomas que notan muchas embarazadas en esta semana es un dolor agudo en la zona de las costillas: se debe a que tu útero cada vez está más arriba y el bebé puede presionar la zona, ya que día a día se mueve más y más. Si esto sucede, puedes presionar suavemente sobre la zona para recolocarle e invitarle a moverse dentro de ti

Otros dos síntomas que te acompañarán, muy probablemente, durante las semanas que te quedan de embarazo son el dolor de espalda y el de cabeza, así como la pesadez en las piernas. Para esto último puedes colocar los pies hacia arriba varias veces al día durante unos minutos, para favorecer el retorno sanguíneo, y evitar pasar mucho tiempo de pie. Si el dolor de cabeza y de espalda son fuertes, consulta con tu ginecólogo o matrona la posibilidad de tomar una medicación suave para ayudar a mitigarlos. El ejercicio moderado también debería ayudarte a aliviar la musculatura y, además, te servirá para controlar mejor tu peso.

Insomnio durante el embarazo

El aumento del tamaño de la barriga, los calambres, la acidez y todas las molestias propias de la recta final del embarazo pueden hacer que cada vez te cueste más conciliar el sueño. La gran mayoría de mujeres embarazadas tienen problemas para conciliar el sueño e, incluso, aseguran que les cuesta dormir más de varias horas seguidas por noche: el insomnio es un síntoma común del embarazo

Si te encuentras en esta situación, intenta seguir estos consejos para poder descansar mejor:

  • Evita acostarte hasta al menos 2 horas después de haber cenado para reducir la acidez estomacal.

  • Procura no mirar el móvil o la tele un rato antes de irte a dormir: las pantallas evitan que tu cerebro entre en “modo descanso”.

  • Túmbate preferiblemente sobre tu lado izquierdo.

  • Ayúdate de almohadas y cojines para tener una postura más cómoda.

Por supuesto, si estás lidiando con el insomnio procura evitar cualquier bebida que pueda hacerte un poco más difícil conciliar el sueño, como el té o el café, aunque los tomes en cantidades muy pequeñas. 

Esta semana tu bebé...

Ahora mismo, tu bebé mide alrededor de 35 centímetros desde la cabeza hasta las nalgas, y su peso oscila alrededor de los 750 gramos. Ya se ha desarrollado prácticamente por completo, y en las siguientes semanas su tarea principal será crecer y ganar peso, preparándose para el momento del parto. Sin embargo, todavía están sucediendo grandes pequeños cambios: por ejemplo, su piel se está empezando a volver más opaca

Durante esta semana sus ojitos empiezan a abrirse; hasta ahora han permanecido cerrados mientras la retina se formaba. Sin embargo, todavía quedan algunos cambios importantes por delante: por ejemplo, el iris (la parte del ojo con color) todavía no tiene casi pigmento, el cual empezará a formarse a partir de la semana 27 o 28; aun así, ¡no te confíes! El color de ojos de tu bebé irá cambiando hasta que cumpla un año, especialmente entre los 6 y los 9 meses de vida.

A nivel cerebral la actividad se dispara, y tu bebé ya no solo puede oír sonidos o notar los cambios de luz, sino que puede responder a estos estímulos. Puedes ponerle música, grabar una cinta con tu voz o la de tus familiares para que la escuche, iluminar tu tripa con una linterna… ¡Ya verás cómo tu bebé responde moviéndose!

Además de poder responder a estímulos externos, notarás que a partir de la semana 26 de embarazo tu peque se mueve cada vez más. Es normal: se está quedando cada vez con menos espacio y, además, está practicando todo tipo de movimientos cada vez más coordinados. En estos días también se colocará en posición fetal, con los brazos cruzados sobre el pecho y las rodillas dobladas sobre el abdomen. 

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Cuídate, cuídale

Esta semana y las próximas son ideales para empezar a pensar en diferentes aspectos importantes del parto. Sería bueno que vayas decidiendo si puedes elegir, en qué centro hospitalario quieres tener a tu bebé, qué tipo de parto deseas, etcétera. Si te asaltan dudas, puedes consultar con tu familia y también con el equipo médico que esté llevando tu embarazo: su experiencia será una gran aliada para tomar las decisiones correctas.

Procura mantener una buena higiene en la cocina: lávate las manos enseguida después de tocar alimentos crudos, y limpia a conciencia todos los utensilios que hayas utilizado (cuchillos, tablas, platos…) para evitar cualquier contagio. 

Como ya te hemos comentado, el dolor de cabeza y de espalda pueden volverse habituales a estas alturas del embarazo. Mantener una buena rutina de ejercicio puede ayudarte a relajar la musculatura. La natación es especialmente buena durante el embarazo:

  • Contrarresta la presión que la tripa ejerce sobre la espalda.

  • Mejora la circulación sanguínea.

  • Fortalece ligamentos y tendones, que ahora están sufriendo más.

  • Te ayuda a dormir mejor.

  • Aumenta el tono muscular de todo el cuerpo.

En la consulta

Si tus últimas pruebas dieron positivo en diabetes gestacional, los controles se volverán muy regulares para evitar cualquier riesgo que pueda afectaros tanto a ti como al bebé, así como para evitar un parto prematuro. Puedes tomar algunas medidas para mantener controlado tu nivel de azúcar en sangre:

  • Haz ejercicio moderado de forma regular: nadar, caminar, fitness para embarazadas… ¡Hay un montón de opciones!

  • Aumenta el consumo de frutas y verduras.

  • Vigila la cantidad de carbohidratos y glucosa que consumes durante el día.

Tu próxima visita

Tu siguiente visita médica será ya en el tercer trimestre. Si todo sigue en orden, no deberías esperar nada más allá de lo que viene siendo habitual. Es probable, también, que te pongan la vacuna de la tosferina, en cualquier momento entre la semana 27 y la 36. Esta vacuna es importante para ti pero también para cualquier persona que vaya a tener un contacto muy cercano con el recién nacido: tu pareja, otros hijos, la familia más cercana...

Publicidad Banner producto Imunoglukan p4H cuadrado Banner producto Imunoglukan p4H horizontal

Tu entorno

El embarazo avanza hacia el último trimestre, y es normal que la ansiedad de la futura mamá empiece a dispararse. Muchas embarazadas se preguntan si serán buenas madres en el futuro, y también desarrollan cierto miedo ante el parto, especialmente las primerizas. Es importante estar a su lado para tranquilizarla y que se sienta acompañada, y evitar actitudes que minimicen esas emociones. Por ejemplo, podéis:

  • Acompañarla a la consulta si lo necesita.

  • Ir con ella a alguna clase de preparación al parto.

  • Pedir cita con la matrona para que os resuelva todo tipo de dudas.

Puntos clave

  • Tu tripa empieza a crecer 1 centímetro por semana.

  • Puedes padecer insomnio a partir de esta semana.

  • Tu bebé está a punto de abrir los ojos.

  • Procura hacer ejercicio moderado para reducir los dolores y calambres.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies