Semana 24 de embarazo

  • 6 min de lectura

En este artículo…

Estás en… Segundo trimestre
Te quedan: 16 semanas

¡Bienvenida a tu semana 24 de embarazo! Hoy empieza el último mes del segundo trimestre, lo cual quiere decir que prácticamente has superado 2 tercios de tu gestación. ¡Vamos a ver qué os espera a ti y a tu bebé en los próximos 7 días!

Infografía guía del embarazo, semana 24

Esta semana tú...

Uno de los cambios más llamativos que puedes notar en esta semana es que, de repente, ha aparecido una línea marrón en tu tripa: se trata de la línea alba, una estructura de fibras y tendones que une la pared abdominal. Todas las personas tenemos esta línea, pero en las embarazadas se vuelve visible debido a las hormonas. No te preocupes, es algo totalmente inofensivo tanto para ti como para el bebé y desaparece tras dar a luz o en los meses siguientes.

Otro síntoma que llama la atención es que, en muchas embarazadas, el ombligo sale hacia el exterior. Esto se debe al crecimiento cada vez mayor del útero, que presiona los tejidos y hace que el ombligo (el remanente de nuestro propio cordón umbilical) se vea empujado hacia fuera. En la inmensa mayoría de casos no es nada grave, aunque un pequeño porcentaje de embarazadas describe dolor en la zona debido a la distensión de la piel. Otro porcentaje todavía más pequeño desarrolla una hernia umbilical, debido al trabajo excesivo de la musculatura: en estos casos, aparece un pequeño bulto blando y mucho dolor en la zona. Si tú notas que te duele, consulta con tu médico para que te haga una exploración.

Puede que sientas, además, que cada vez que intentas tumbarte para descansar tienes que ir al baño. No son imaginaciones tuyas: los riñones trabajan más cuando estás tumbada, y en estos momentos de tu embarazo están trabajando a todo trapo. En la semana 24 es cuando se alcanza el mayor volumen de sangre de toda la gestación, y los riñones funcionan a destajo para filtrar la mayor cantidad posible.

El aumento del volumen sanguíneo puede hacer que sientas sofocos y que sudes más de lo común. Si tu embarazo se da en verano puede que el calor te lo haga pasar un poco mal; si es en invierno, en cambio, verás que tienes menos frío (¡aunque no olvides abrigarte, pese a todo!). Mantente bien hidratada para compensar la pérdida de líquidos a través del sudor y de la orina: entre 10 y 12 vasos diarios de agua es la medida ideal.

Esta semana tu bebé...

En estos momentos tu bebé mide unos 30 centímetros y su peso oscila alrededor de los 600 gramos; a partir de ahora empezará a crecer mucho, y aumentará unos 180 gramos semanales. Pero, por ahora, todavía tiene mucho espacio disponible en tu útero y puede moverse todo lo a gusto que quiera: darse la vuelta, estirar brazos y piernas, abrir y cerrar las manos… Eso sí, mientras está despierto, que no es demasiado tiempo al día: por el momento, el feto duerme unas 20 horas diarias

A los 6 meses de embarazo tu bebé está empezando a acumular grasa corporal: por este motivo, en una ecografía es probable que su piel todavía parezca bastante transparente. Pero no te preocupes: ¡en breve eso habrá cambiado! Por el momento su rostro ya está formado y, aunque no tiene pigmento, el cabello y las cejas también están ahí.

Sus pulmones siguen desarrollándose: en esta semana empezarán a aparecer las estructuras necesarias para producir surfactante pulmonar, una sustancia que ayuda al desarrollo de los alvéolos para que tu peque pueda respirar. Uno de los motivos por el que los bebés prematuros suelen tener problemas respiratorios es, precisamente, porque no pueden producir surfactante suficiente y sus alvéolos no funcionan bien. 

Por último, el oído interno ya se ha formado plenamente. Este es el encargado de controlar el equilibrio, por lo que tu peque ya es capaz de saber si está boca arriba o boca abajo mientras se mueve en tu interior.

Todos estos avances en su desarrollo hacen que, en este punto, tu bebé haya alcanzado lo que el personal sanitario llama viabilidad fetal. Se trata del momento en su desarrollo en el que, si el parto se adelantara y el bebé fuera prematuro, sería capaz de sobrevivir. La inmadurez del feto, especialmente en cuanto al desarrollo de los pulmones, hace muy difícil que pudiera sobrevivir si el parto se diera antes de llegar a esta semana.

Publicidad Únete al Club familias Únete al Club familias

Cuídate, cuídale

Una de las molestias principales con las que lidiarás durante el segundo y tercer trimestre de embarazo es el ardor de estómago. A partir de ahora, tu útero presionará el estómago y reducirá su capacidad. Además, las hormonas hacen que la digestión se ralentice: al tener la comida en el estómago durante más tiempo y sufrir cierta relajación en la boca estomacal, el ácido pasa al esófago y provoca la acidez. 

Puedes tomar antiácidos durante todo el embarazo (recuerda consultar siempre con tu médico antes de hacerlo), aunque la prevención será tu mejor aliada:

  • Come más veces durante el día pero en menor cantidad.

  • No te tumbes después de comer, al menos hasta pasadas 2 horas.

  • Evita la comida grasa y el picante.

Como ya sabes la dieta es importantísima tanto para tu bienestar como para el de tu bebé. Asegúrate de ingerir alimentos de calidad y, sobre todo, ¡vigila tu peso! Es lógico que ganes kilos durante el embarazo, pero el sobrepeso aumenta el nivel de riesgo del embarazo. Mantente dentro de las indicaciones que te haya dado tu médico. Ya sabes: no está mal darse un capricho de vez en cuando, ¡pero no todo vale!

Esta semana es importante

Ahora que el rostro del bebé ya está formado puede que sientas la tentación de realizarte una ecografía en 3D o 4D. Hemos comentado en varias ocasiones que las ecografías son procesos inocuos para el bebé, pero hoy en día algunos especialistas han dejado de recomendar este tipo concreto de ecografías ya que comportan un aumento de la temperatura y las vibraciones en el útero. Estas ecografías no vienen determinadas por una necesidad médica, por lo que valora los pros y los contras.

En la consulta

Entre las semanas 24 y 28, tu placenta produce muchas hormonas que pueden provocar resistencia a la insulina: por este motivo, estas semanas son las más adecuadas para comprobar si estás desarrollando diabetes gestacional. Este tipo de diabetes es temporal y suele desaparecer tras el parto en la gran mayoría de casos.

Existen diferentes formas de hacer este test, aunque el más habitual es el test de O’Sullivan: te darán una solución de glucosa para beber y, transcurrida una hora, tomarán una muestra de tu sangre para comprobar el nivel de azúcar. Si padeces diabetes gestacional, tu cuerpo no será capaz de producir insulina suficiente como para regular el nivel de glucosa. En función de los resultados te harán otro test para comprobar tu nivel de tolerancia a la glucosa.

Tu próxima visita

Tu siguiente visita prenatal será en la semana 28 del embarazo, momento en el que se da inicio al tercer trimestre. A partir de ese momento tendrás una visita cada 15 días y, en torno a la semana 36, será una visita semanal. 

Publicidad Banner producto Vitamin D horizontal

Tu entorno

Ahora que todavía hay tiempo, es probable que los padres empiecen a pensar en cómo gestionarán su día a día una vez el bebé llegue a casa. Si ambos trabajan tendrán que evaluar cómo repartir la baja por paternidad o maternidad. Es un buen momento para que evaluéis si podréis echar una mano en su nueva rutina: a veces, cosas tan sencillas como ir a hacer la compra para ellos o gestionar pequeños recados pueden marcar una gran diferencia.

Puntos clave

  • El bebé mide unos 30 centímetros y pesa alrededor de 600 gramos.

  • Ya ha alcanzado el punto de viabilidad fetal: si naciera ahora, podría sobrevivir.

  • La acidez será más intensa a partir de esta semana.

  • Te harán un test de glucosa para detectar posible diabetes gestacional.

¿Te ha gustado este contenido?

Deja un comentario

Para poder comentar accede a tu cuenta. Si aún no formas parte del Club familias, únete.

Comentarios

Barbara Sierra 26, Octubre 2020

Me encanta lo detallado de la información,me ayuda mucho

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies